CEOE, CEPYME y CAEB apoyan la denuncia de ANFAC ante la CE contra la prohibición de circulación a los vehículos de combustión en Balears

Las organizaciones defienden “la armonización de la política autonómica de transición al vehículo eléctrico con la nacional y la europea”

Respaldan también la denuncia ante la secretaría del Consejo para la Unidad de Mercado contra Ley de Cambio Climático y Transición Energética del Govern de les Illes Balears

Madrid/Palma, 18 de enero de 2019.- La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) y la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB) han expresado su “apoyo unánime” a la  denuncia presentada por la Asociación Española de Fabricantes de Vehículos y Camiones (ANFAC) ante la Comisión Europea y ante el Consejo para la Unidad de Mercado, dependiente del Ministerio de Economía y Empresa, el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética del Govern de les Illes Balears.

CEOE, CEPYME y CAEB, que defienden “la armonización de las políticas autonómicas de transición al vehículo eléctrico con la nacional y la europea”, afirman que la Ley de Cambio Climático y Transición Energética del Govern balear “afecta gravemente el normal funcionamiento del mercado interior y supone un claro incumplimiento del derecho de la Unión Europea”.

La norma balear, que se encuentra en avanzada fase de tramitación, contempla la prohibición de que puedan circular por las islas, a partir de 2025, vehículos diésel (coches y motos), pese a ser legal en el resto de España y de la Unión Europea.

El texto incluye, además, la prohibición, a partir de 2035, de la circulación de coches, motos, furgones y furgonetas propulsadas por combustibles fósiles (diésel, gasolina, gas natural y cualquier hibridación con motores tradicionales). Sin embargo, la ley sí que permitirá circular los vehículos ya radicados en Balears, con independencia de su antigüedad y de sus emisiones.

Junto a CEOE, CEPYME y CAEB, también muestran su apoyo a las denuncias de ANFAC la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO), así como la Asociación Empresarial de Distribuidores de Automoción de Balears (ASEDA) y la Asociación Balear de Empresas de Alquiler de Vehículos con Conductor (BALEVAL), integradas en la Federación Empresarial Balear de Transportes (FEBT), que tachan la norma balear de “contraria a la política europea”, así como de “regresiva y discriminatoria”.

 

 

Unidad empresarial contra la prohibición a los vehículos diésel nuevos en Balears

CAEB, ANFAC, concesionarios, rent a cars y la Federación de Transportes se oponen a que puedan circular sólo los vehículos viejos 

La medida es contraria a la política europea, es regresiva y discriminatoria, no incorpora ayudas al coche eléctrico, resta competitividad a las Islas y será perjudicial para el medio ambiente y muy costosa económicamente para los ciudadanos de Balears

Palma, 19 de septiembre de 2018.- La prohibición a los vehículos diésel nuevos que incorpora el Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, aprobado por el Govern balear pero pendiente aún de tramitación parlamentaria, ha provocado la unidad empresarial de diferentes patronales, de Balears y de ámbito nacional, que rechazan la norma y la critican denunciando que “restará competitividad a las empresas y tendrá efectos perjudiciales para el medio ambiente en las Islas y, al carecer de un plan integral de desarrollo del vehículo eléctrico, su aplicación será muy costosa en términos económicos para los ciudadanos de Balears”.

La oposición a prohibir los vehículos diésel nuevos en Balears que incluye el proyecto de ley llega de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), integrada en la Confederación Española de Organizaciones Empresaria (CEOE), de la Asociación Empresarial de Distribuidores de Automoción de Balears (ASEDA) y la Asociación Balear de Empresas de Alquiler de Vehículos con Conductor (BALEVAL), integradas en la Federación Empresarial Balear de Transportes (FEBT), que también tachan la norma balear de “contraria a la política europea”, así como de “regresiva y discriminatoria”.

Las organizaciones empresariales expresan su “apoyo a las políticas que promueven la mejora de las condiciones medioambientales y el respaldo a los objetivos que persigue esta nueva norma”. Sin embargo, critican de forma conjunta que “prohibir los vehículos diésel nuevos a la vez que se mantiene y se protege a los coches antiguos provocará el progresivo envejecimiento del parque automovilístico, que es el responsable del 80% de las emisiones contaminantes y del empeoramiento de la calidad del aire en las Islas, considerada entre Excelente y Muy Buena, según los estudios realizados por la propia Conselleria de Territori, Energía y Mobilitat del Govern balear”. Todo ello, concluyen “tendrá un efecto negativo frente al cambio climático que todos estamos de acuerdo en combatir”.

También reprochan que el proyecto de ley carezca de un plan integral de desarrollo para el vehículo eléctrico y no incluya incentivos y beneficios fiscales, por lo que su aplicación en los términos en que está redactado supondrá una pérdida de competitividad y un esfuerzo económico para los ciudadanos de Balears que no tendrán que asumir los de otras comunidades lo que, sumado a los costes derivados de la insularidad, hará que aumente la desigualdad que padecen los residentes en las Islas.

 

“El problema no es el diésel, son los vehículos antiguos”

El principal foco de oposición al proyecto de ley es que incorpora “la prohibición de que puedan circular por las islas, a partir de 2025, vehículos diésel nuevos, que salen de fábrica cumpliendo una restrictiva normativa europea e incorporan sistemas que los hacen menos contaminantes incluso que los de gasolina, mientras que sí podrán hacerlo los coches de mayor antigüedad sin límite de tiempo ni de emisiones”, destaca Carmen Planas.

La presidenta de CAEB, considera, que “este aspecto concreto del proyecto de ley es muy polémico y nos preocupa porque genera controversia social e incertidumbre ya que será nocivo para el medio ambiente y gravoso para los ciudadanos de Balears ante la falta de ayudas”.

En términos similares se expresa ANFAC, cuyo vicepresidente ejecutivo, Mario Armero, critica que “esta prohibición maximalista supone ignorar la realidad de los avances tecnológicos actuales en los motores diésel, mientras que los vehículos de más de 15 años emiten hasta un 84% más de NOx y un 90% más de partículas que los nuevos motores diésel que sí que cumplen con la estricta normativa Euro6”.

“El problema no es el diésel, son los vehículos antiguos que circulan por las carreteras”, remarca Armero, que defiende las nuevas tecnologías diésel “por su eficiencia y bajas emisiones”, a la vez que recuerda que “ANFAC respalda al máximo el desarrollo de los vehículos eléctricos, pero entiende que estas tecnologías necesitan de un marco regulatorio específico, que incluya ayudas a la compra y medidas fiscales beneficiosas”.

 

“La prohibición es regresiva y discriminatoria y contraria a la política europea”

ANFAC considera además que “la prohibición es regresiva y discriminatoria y contraria a la política europea” porque elige una tecnología como “ganadora”, la gasolina frente al diésel, para el parque automovilístico de Balears, sin tener en cuenta su grado de desarrollo tecnológico o las infraestructuras necesarias para que ésta se implante con éxito de manera rápida. “Cualquier política de movilidad debe girar en torno a aprovechar la mejor tecnología disponible para ese uso, manteniendo el criterio de neutralidad tecnológica”, remarca Armero.

“La constante innovación tecnológica ha ayudado progresivamente a disminuir los límites de NOx y de partículas de los motores diésel hasta asimilarlos a los de gasolina” defiende la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles, señalando que los nuevos filtros de partículas, los catalizadores, la mejora de la aerodinámica y los sistemas de propulsión, entre otros sistemas, están contribuyendo a conseguir cada vez mayores reducciones.

 

“Seríamos diferentes al resto de España y de Europa”

La Federación Balear de Transportes (FEBT) también se opone a la medida y se hace eco de las críticas tanto de los concesionarios de vehículos de Baleares (ASEDA) como de las principales empresas de alquiler de vehículos de las islas (BALEBAL).

Andreu Vidal, presidente de ASEDA y vicepresidente de la Comisión de Industria y Transportes de CAEB, destaca la “preocupación empresarial por saber cómo se va a llevar a la práctica que los vehículos diésel nuevos no puedan circular por Balears pero sí puedan hacerlo por el resto de España y por Europa ya que la legislación reconoce la libre circulación por el territorio nacional y europeo y, además la Constitución Española, en su artículo 14, garantiza que españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por cualquier condición o circunstancia”.

“Seríamos diferentes al resto de España y de Europa”, resalta además Vidal, puesto que “todas las ciudades que han introducido restricciones en la circulación se basan en criterios de antigüedad del vehículo”, como es el caso de los planes de movilidad de Madrid, Barcelona, Múnich, París o Londres. “Aquí lo que se restringiría es una tecnología concreta, el diésel, sin tener en cuenta el nivel de emisiones de los vehículos”.

 

“No podemos aceptar ser los conejillos de indias de un experimento”

El proyecto de ley también incluye la obligación de que, a partir de 2020 el 2% de la flota de alquiler sea eléctrica para avanzar progresivamente hasta el año 2035 en el que el 100% de los vehículos de alquiler deben ser eléctricos. Antoni Masferrer, presidente de BALEBAL, mantiene que “no podemos aceptar ser los conejillos de indias de un experimento” y hace hincapié en que “ni hay mercado suficiente de vehículos eléctricos en este momento ni está garantizado que pueda haberlo con la progresión que exige el proyecto de ley”.

Masferrer cuestiona que “empezar con un 2% de flota de alquiler eléctrica en 2020 ya son muchos coches y el siguiente problema sería dónde cargarlos. Lo lógico sería crear primero la infraestructura de recarga y después obligar a tener coches. Hacerlo al revés, no tiene sentido porque generará problemas con los clientes por falta de puntos de recarga y, también, por los tiempos de recarga que ralentizarán durante horas la preparación del vehículo entre cliente y cliente y perderíamos competitividad”. “Lo mejor sería armonizar las políticas de transición al vehículo eléctrico a nivel nacional y, mejor aún, europeo”, añade.

Además, concluye el presidente de BALEBAL, “con los porcentajes que fija el proyecto de ley como obligado cumplimiento tendríamos que reducir el número de vehículos lo que implicaría reducir el número de turistas. Ocurriría lo que pasó en Menorca en 2008 que perdió turistas porque no había coches disponibles y eligieron otros destinos”.

 

Acerca de ANFAC

ANFAC representa a Abarth, Alfa Romeo, Automóviles Citroën España, BMW, Dacia, DAF Vehículos Industriales S.A.U., Fiat, Fiat Professional, Ford España, Grupo PSA, Hyundai Motor España, Infiniti, Iveco España, Jaguar, Jeep, Kia Motors Iberia, Lancia, Land Rover, Man Truck & Bus Iberia, Mazda, Mercedes‐Benz España, Mini, Mitsubishi Motors, Nissan Motor Ibérica, Opel España, Peugeot Citroën Automóviles España, Peugeot España, Porsche, Renault España, Renault Trucks, Scania Hispania, Seat, Skoda, Smart, SsangYong, Subaru, Toyota-Lexus, Volkswagen-Audi España, Volkswagen Navarra y Volvo Trucks. El sector del automóvil emplea directa e indirectamente alrededor de 2 millones de familias, representa el 18% de las exportaciones totales del país, y su contribución al PIB se acerca al 10%. España ocupa el 2º lugar como fabricante de vehículos en Europa y el 8º mundial.

 

CAEB traslada sus propuestas empresariales y el ofrecimiento de “colaborar conjuntamente” a la ministra de Industria, Comercio y Turismo

Impuestos, REB, inversión en I+D+i y formación, el diésel y la turismofobia son algunos de los temas que han sido tratados en la reunión con Reyes Maroto

Las Comisiones de Trabajo de CAEB explican a la ministra sus planteamientos en materia de turismo, comercio, alimentación, industria, transportes, construcción e I+D+i, así como los vicepresidentes por Eivissa y Formentera y Menorca

La ministra felicita al sector empresarial por su gestión y se muestra dispuesta a trabajar en línea con los empresarios de Balears

Puede consultar aquí el documento ENCUENTRO EMPRESARIAL ILLES BALEARS CON LA MINISTRA DE INDUSTRIA, COMERCIO Y TURISMO – PROPUESTAS CAEB

Palma, 16 de julio de 2018.- La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), Carmen Planas, ha encabezado la delegación empresarial que ha mantenido un desayuno de trabajo con la ministra de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España, Reyes Maroto. Planas ha dado la bienvenida a la ministra expresando “nuestro sincero ofrecimiento para colaborar conjuntamente” y poder mantener con el nuevo Gobierno, así como con el Govern balear, y el resto de administraciones “una necesaria labor de trabajo coordinado” en todos los temas que se han planteado en el encuentro.

La ministra ha asistido a la reunión celebrada en la sede de CAEB acompañada por la delegada del Gobierno en Balears, Rosario Sánchez; la vicepresidenta del Govern y consellera d’Innovació, Investigació y Turisme, Isabel Busquets; el conseller de Treball Comerç i Indústra, Iago Negueruela; y la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, entre otras autoridades. Por parte empresarial, la delegación ha estado integrada por los miembros del Comité Ejecutivo de CAEB.

La presidenta de CAEB ha entregado a la ministra un documento con las principales preocupaciones y las propuestas empresariales destacando en primer lugar la “preocupante pérdida de competitividad y de productividad, que se ha traducido en un caída muy significativa del bienestar ciudadano en términos de PIB per cápita en los últimos años”.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España, ha agradecido el encuentro mantenido en CAEB y ha felicitado al sector empresarial por su gestión y por su contribución a la creación de empleo y aumento de los salarios mostrado al mismo tiempo su disposición “a trabajar en línea con los empresarios de Balears”, ha señalado Reyes Maroto.

Subida de impuestos

La delegación empresarial ha explicado a la ministra mostrado su preocupación por la subida de impuestos, señalando que “las empresas de Balears han acometido un ejemplar esfuerzo inversor que ha posibilitado mantener un importante ritmo de creación de empleo y de subidas salariales muy por encima de la media nacional”. Sin embargo, “si suben los impuestos a las empresas peligra el incremento salarial y se dificulta el proceso de creación de empleo”.

Planas ha defendido que es preciso estudiar con tranquilidad y diálogo el coste que implican las cargas fiscales –las nuevas que se pretenden imponer y también las ya aplicadas, incluida la ecotasa- en un contexto en el que la tributación empresarial en España es similar a la europea en el ámbito del Impuesto sobre Sociedades y superior a la media si se analizan las cotizaciones sociales, señalando que es necesario que el incremento en la recaudación se produzca vía aumento de bases imponibles producido gracias a la creación de nuevas empresas y del crecimiento de las ya existentes porque la presión fiscal actual es excesiva e incompatible con la lucha por la competitividad de las empresas.

De ahí que, ante una predecible reducción del crecimiento económico en el corto y medio plazo, lo urgente ha de ser revisar las bases del crecimiento de la economía de Balears y garantizar su sostenibilidad ante la proximidad de un escenario marcado por condiciones menos favorables asociadas a la subida del precio del petróleo, al proceso de normalización de la política monetaria y a la retirada de estímulos por parte del Banco Central Europeo.

REB

Otro aspecto tratado ha sido la mejora del sistema de financiación autonómica y el desarrollo de un Régimen Especial de Balears (el REB) ya que el hecho de la insularidad de Balears supone un coste adicional para el tejido empresarial. Por ello, se ha propuesto cerrar “cuanto antes y de forma satisfactoria” la negociación del nuevo Régimen Especial de Balears que compense los costes adicionales que soportan las empresas debido a la insularidad que colocan a la economía balear en una desventaja competitiva respecto al resto de regiones del país.

Para ello, Planas ha pedido a la ministra que interceda ante la titular de Hacienda para fijar en la agenda la reunión que se ha solicitado desde CAEB, a la vez que ha felicitado al Gobierno por la aprobación del 75% en el descuento para los viajes de los residentes en Baleares dada la imposibilidad para nuestros ciudadanos de poder disfrutar de las ventajas de conexiones directas en AVE o autopistas desde las Islas con la Península.

Inversión en I+D+i y formación

En el encuentro se han tratado también temas como una mayor apuesta por la inversión en I+D+i y la formación dado que, tal como ha detectado la Fundación Impulsa Balears, en Balears algo más de la mitad de la población ocupada (50,7%) trabaja en puestos no adecuados a su nivel formativo, bien por infracualificación (33,7%), como por sobrecualificación (17%). Además, Balears presenta escasez de mano de obra con nivel formativo medio ya que la población activa con esta cualificación tan sólo alcanza a cubrir el 56% de los puestos de trabajo que las empresas demandan.

“Hemos de ser capaces de formar, entre todos, los profesionales que necesitamos porque no hacerlo nos resta rentabilidad económica y social e hipoteca nuestra competitividad y el bienestar de nuestra sociedad”, ha señalado la presidenta de CAEB.

Plan de Industria y Ley de Cambio Climático

La delegación empresarial se ha mostrado satisfecha de haber podido colaborar tanto desde CAEB como desde la Fundació Impulsa Balears en la elaboración del Plan de Industria, si bien ha señalado que “estamos muy preocupados por la Ley de Cambio Climático que elabora el Govern por las restricciones que prevé la ley respecto al diésel que van a acarrear problemas de competitividad en las Islas ya que a nivel nacional no van a afectar”.

Turismofobia

Los empresarios han trasladado a la ministra su preocupación por el hecho de que en los últimos días, y en consonancia con lo ya ocurrido el año pasado, han aumentan los incidentes provocados por colectivos definidos que defienden políticas anticrecimento que imponen un mensaje de turismofobia que no termina de tener una respuesta eficaz por parte de la Administración olvidando que el turismo es el verdadero motor de nuestra economía.

Además de estos temas, los presidentes de las Comisiones de Trabajo de CAEB han podido explicar a la ministra las principales preocupaciones concretas de su sector.

Comisión de Turismo

La presidenta de la Comisión de Turismo, María Frontera, que preside la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, ha explicado a la ministra que “siendo el turismo la principal actividad económica de nuestro país, con una aportación al PIB nacional superior del 11 %, que en el caso de Balears se incrementa hasta el 45%, consideramos imprescindible que el Gobierno de España defina una política turística nacional, que debe pasar necesariamente por la aprobación de un Plan Estratégico, consensuado con el sector turístico, para impulsar la competitividad de las empresas y de nuestros destinos”.

Frontera ha hecho hincapié en “impulsar de manera definitiva la transformación de la oferta turística”, refiriéndose también a “la necesidad de afrontar de una vez por todas, la regeneración de las destinos maduros”, señalando que “la Administración se debe implicar de manera decidida y activar inversiones de rehabilitación para la mejora de los espacios públicos”.

La presidenta de la Comisión de Turismo de CAEB ha destacado que es imprescindible que seamos capaces de mantener el estatus de destino seguro que, sin duda alguna, es uno de los factores clave en la elección del viaje. “Observamos con preocupación determinados comportamientos incívicos, que si bien son protagonizados a veces por una minoría de turistas, y otras por grupúsculos antiturísticos, tienen una amplia repercusión mediática, dañando irremediablemente la imagen de nuestro destino”, ha añadido.

Frontera se ha referido también a aspectos como la venta ambulante, los hurtos, la prostitución, etcétera, que requieren de acciones contundentes y cuya erradicación pasa necesariamente por el cumplimiento efectivo de las ordenanzas existentes y la dotación de más efectivos y más herramientas disponibles para los cuerpos de seguridad en las zonas turísticas.

Frontera ha defendido que es preciso también garantizar la sostenibilidad del destino señalando que “es urgente establecer los mecanismos necesarios y consensuados entre el sector público y privado que garanticen la sostenibilidad de nuestras islas”. De unos años a esta parte han irrumpido con fuerza nuevos modelos de negocio que, bajo una utilización engañosa del término “economía colaborativa”, están poniendo seriamente en peligro el delicado equilibrio territorial de nuestras islas.

Ha añadido que “más allá de las normativas autonómicas creemos que esta cuestión es lo suficientemente importante como para que el Gobierno de España tome cartas en el asunto y ponga freno a este tema, aprobando un marco regulatorio estatal común a todo el territorio nacional que garantice el derecho a la vivienda, a la convivencia, la seguridad de empresas, de los trabajadores y de quienes nos visitan, que frene el intrusismo y la economía sumergida. No sólo en el alquiler sino también en transporte, ocio o comercio, por citar algunos ejemplos”.

Frontera ha abogado por asegurar la competitividad turística, favorecer la seguridad jurídica y la agilidad administrativa, por reconocer alsector turístico como eje clave de la economía de nuestro país y la necesidad de poner en marcha una campaña de apreciación del turismo que revalorice la figura del turista y el hecho turístico como fuente de beneficios para el conjunto de la sociedad.

La presidenta de la Comisión de Turismo de CAEB se ha mostrado a favor de desarrollar planes de innovación y poner en marcha ayudas que permitan a las empresas desarrollar planes de I+D+I, con una visión global e integradora del turismo, así como adaptar la formación a las necesidades reales del sector y poner en marcha medidas de mejora del empleo en el sector como el reconocimiento de las enfermedades profesionales y la jubilación anticipada para los trabajadores que realicen determinadas tareas, así como también habría que estudiar la recuperación de los contratos de relevo.

Comisión de Comercio, Alimentación y Agricultura

El presidente de la Comisión de Comercio, Alimentación y Agricultura de CAEB, Josep Lluís Aguiló, ha trasladado a la ministra la preocupación del sector por la liberalización de las rebajas que, con el paso del tiempo, no solo no ha conseguido los objetivos que se proponía sino que muy al contrario han logrado desnaturalizar el propio sentido de las rebajas y generar confusión entre los ciudadanos.

También se ha referido a la competencia desleal de la administración y de sus empresas públicas lo que pone en serio peligro a medio plazo la propia interlocución del sector. En la misma línea, ha lamentado la competencia desleal de los bancos señalando estar absolutamente en contra de las plataformas de venta de productos no financieros por parte de la banca. Además, sobre la regulación sobre prácticas comerciales desleales, Aguiló ha explicado a la ministra que los Estados no puede adoptar medidas más restrictivas que las que impone la Directiva Europea sobre Prácticas Comerciales Desleales y ha mostrado su apoyo a la eliminación de barreras al tax free para la eliminación del importe mínimo de compra como condición para la devolución del IVA a turistas extracomunitarios, hasta ahora fijado en 90,15€.

Aguiló ha lamentado que tenemos un sobre coste muy elevado de la insularidad que hace que nuestras empresas no sean competitivas referido lo que está perjudicando al sector en su conjunto y, de forma especial a las empresas cárnicas de Baleares que, poco a poco, están desapareciendo. En este sentido ha solicitado apoyo de administración a proyectos de reconversión de las instalaciones frigoríficas dado el alto precio de la energía, así como a la gestión de residuos.

Comisión Industria y Transportes

Jaume Fornés, presidente de la Comisión de Industria y Transportes de CAEB ha defendido que “la industria proporciona un empleo más cualificado y estable que otros sectores, es responsable de la mayoría de las exportaciones y concentra un elevado gasto en tecnología e I+D+i” y ha planteado que el Gobierno asuma a corto plazo ciertas actuaciones para fortalecer el sector industrial como son el desarrollo de políticas educativas tanto en escuelas de formación profesional como en la universidad y formación específica, aplicada y transversal en tecnología.

Fornés ha solicitado a la ministra la eliminación de barreras a la competitividad, mediante la reducción de tasas portuarias, la aplicación de medidas eficaces y realistas contra el intrusismo ilegal y ha planteado propuestas en materia energética tales como la producción energética con fuentes renovables, el desarrollo de la movilidad sostenible, la incorporación de tecnologías eficientes en los sistemas gestionados por los municipios, el desarrollo de planes y ordenanzas municipales para establecer criterios energéticos de construcción eficiente y el desarrollo de las TIC que permitan que la demanda y generación de energía sea gestionable y participativa por parte del ciudadano.

También se ha referido a la Ley de Cambio Climático compartiendo el objeto normativo pero discrepando de aspectos existen algunos puntos que van en contra de la unidad de mercado como puede ser la prohibición de vender coches diésel a partir de 2025 en la comunidad autónoma, incluso a los que cumplen con la última normativa de emisiones EURO, mientras que los coches diésel antiguos y, por consiguiente, más contaminantes van a poder seguir circulando. “No es equitativo que podamos ir a otras comunidades con vehículos diésel y en cambio aquí en Illes Balears no puedan acceder”, ha concluido Fornés.

Comisión de Construcción

El presidente de la Asociación de Constructores de Balears ha intervenido en nombre de la Comisión de Construcción de CAEB abogando para que el sector de la construcción sea un sector estable y que no se vea implicado en cambios de normativas cada vez que cambia el signo político por ser situaciones que puedan desestabilizar una actividad que da trabajo a entre un 12% y un 13% de la población activa de Balears.

Por otra parte, ha manifestado “nuestro compromiso con el medio ambiente” a la vez que ha propuesto que se marque un periodo de transición entre el modelo que queremos y deseamos en el futuro y lo que tenemos ahora señalando que “difícilmente se puede encontrar maquinaria pesada que no sea diésel”.

Comisión de I+D+i

Xabier Gil, presidente de la Comisión de I+D+i de CAEB ha señalado a la ministra que Balears es una economía eminentemente de servicios, no solo por la potencia en el ámbito turístico, sino por la dificultad de poder competir dado que la insularidad eleva los costes por lo que “cualquier cambio del modelo económico pasa por ofrecer servicios de alto valor añadido, puesto que al tener costes altos, solo podremos competir por calidad o por especialización y, por lo tanto, si de verdad hay interés por un cambio real, hay que apostar por ayudar a las empresas a competir en un ámbito global, digitalizado y de alto valor añadido”.

Gil ha destacado que la digitalización de la economía nos ofrece una oportunidad, puesto que muchos procesos pueden deslocalizarse, pero no estamos aprovechando esta oportunidad, existe una carencia importante en capacidades digitales y las futuras generaciones no vienen mejor formados. “Creemos que es imprescindible una formación específica, aplicada y transversal en tecnología, no solo en la educación, sino también en las empresas. Y pensamos que las instituciones públicas deben apostar de verdad por ese proceso transformador”, ha concluido.

Eivissa y Formentera

El vicepresidente de CAEB por Eivissa y Formentera, José Antonio Reselló, ha destacado que actualmente en las Pitiuses la ocupación está disminuyendo en algunos segmentos y eso provoca una preocupación en el sector turístico. Es importante diferenciar la microeconomía de la macroeconomía para poder actuar, ya que las empresas deben hacer sus ajustes de precios en base al funcionamiento del mercado. Roselló también ha expuesto la problemática por el intrusismo en todas sus facetas y ramas de la actividad como “competencia desleal para las empresas que hacen las cosas bien”.

El principal problema radica en que en Eivissa y Formentera debería existir una mayor intervención del Estado ya que existen problemas de orden público que interfieren en el turismo de las Pitiuses y a su ciudadanía en general. Además, a todo esto hay que añadir que las administraciones públicas tienen conflicto de competencias y el marco legal es complicado, en este sentido, ha considerado que debería realizarse una reforma que clarifique el marco competencial y una armonización normativa. Por último, en el ámbito de las infraestructuras ha solicitado a las Administraciones un esfuerzo para acompañar en términos de eficiencia la inversión realizada por el sector privado.

Menorca

José Guillermo Díaz, vicepresidente de CAEB por Menorca, ha expresado el condicionante del régimen de minimis sobre el transporte de mercancías que la UE aplica a Balears, y no a Canarias, limita enormemente el montante de estas bonificaciones. La ley de mínimis limita a 200.000€ el importe máximo que una empresa puede recibir por Estado miembro a lo largo de un periodo de tres años.

Entendemos que esta ley de minimis aprobada en su día por la UE es muy lesiva para los intereses económicos de la Balears y su aplicación en este caso debería ser eliminada para evitar que el extra coste derivado del hecho insular que soporta la actividad económica de nuestras Islas no nos permita competir en igualdad de condiciones con las industrias instaladas en la Península.

Por otra parte, ha destacado que “es importante abordar la problemática de la central térmica de Mahón” ya que antes de que la norma europea entre en vigor no estará listo el nuevo cable eléctrico submarino Mallorca-Menorca, que como muy pronto podría funcionar en 2020.

Es importante además conocer si en España se va a seguir apostando por el turista cosmopolita ya que se trata de un cliente perfecto para las ciudades, pero también puede ayudar a la desestacionalización en destinos más orientados al sol y playa pero con cultura, naturaleza y otras cosas que ofrecer, en este sentido en Menorca ya se ha apostado por este tipo de turismo por lo que interesa conocer especialmente si España va a continuar en su línea de promoción de este turismo.