Ágora-Impulsa, creando valor compartido

Publicado en DIARIO de MALLORCA

Por Carmen Planas, presidenta de CAEB

La primera sesión de trabajo del Ágora Impulsa, el espacio de transferencia estratégica de información, conocimiento y experiencia, a través del cual la Fundación Impulsa Balears promueve la reflexión colectiva sobre la situación actual y las vías de progreso para el impulso de la competitividad de Balears, aglutinó, el pasado lunes, a más de treinta agentes de la tetrahélice regional –empresas, administración pública, centros y unidades de investigación y agentes intermedios (sindicatos, cámaras, asociaciones,…). A todos ellos, nuestro más sincero agradecimiento por su asistencia y participación, pues estamos convencidos que las visiones sobre la economía balear, por más plurales que sean, son coincidentes en muchos aspectos.

2016-07-15-carmen-planas-agora-impulsa-diario-de-mallorcaLa trayectoria de la economía balear en los últimos quince años muestra dos caras: hemos avanzado mucho pero nuestros resultados son, comparados con otros territorios, más que modestos, preocupantes. Hemos crecido un 18,5% en ocupación y un 14,7% en valor añadido, pero nuestra productividad ha descendido un 3,2% y nuestra renta por habitante ha retrocedido un 16,4% en términos reales. Estamos más de 21 puntos porcentuales por debajo de los niveles de País Vasco, región que lidera en estos momentos el ranking autonómico de renta per cápita, pues nuestra productividad es también un 15,7% inferior respecto de esta misma región.

Estos resultados aconsejan revisar a fondo nuestra estrategia de competitividad porque durante la última fase expansiva cometimos el error de centrarnos más en obtener beneficios a corto plazo que en responder a los desafíos de la globalización. Nos cerramos en lugar de abrirnos. Perdimos un tiempo precioso que la crisis se encargó de evidenciar pero que ahora, una vez superada, podemos recuperar si asumimos, seria y decididamente, el reto de forjar una senda de crecimiento más resistente, correctora de desequilibrios y capaz de asegurar mayores niveles de renta.

Para ello necesitamos fijar la posición de partida, marcar la orientación correcta y dotarnos del mejor equipaje para transitar hacia una nueva economía, a menos que deseemos seguir perdiendo posiciones en ingresos y bienestar. La recuperación es una buena oportunidad para hacer muchas cosas que debimos hacer antes. Si las hacemos será más probable que el crecimiento se consolide en la buena dirección y que contribuya a ofrecer lo que necesitamos: un mejor posicionamiento y mayor prosperidad.

Para alcanzar este objetivo es necesario desarrollar una actitud proactiva en la que la responsabilidad de la empresa se sitúa en el centro. Por esa razón, el cambio no será posible sin el liderazgo de los empresarios y de los emprendedores, aunque también será necesario que estos cuenten con las relaciones que mantiene con el resto de agentes de la tetrahélice regional. Pues Balears necesita en estos momentos reconectar los polos de transformación para activar muchas palancas de mejora de la productividad. Baleares necesita más empresas eficientes, necesita que las buenas prácticas de muchas empresas y sectores se difundan, que la parte del tejido empresarial de menor tamaño y más cerrada, conozca y asimile que se pueden hacer las cosas de otra manera. La economía necesita aprovechar el talento e innovar en todas sus actividades, pero especialmente en los sectores más tradicionales (turismo, comercio, restauración,..) porque tienen mucho peso y en aquellos de baja tecnología (industria y construcción).

Todo ello necesita reconocer el valor de la información estratégica y la cooperación, vectores sobre los que Impulsa Balears desarrolla su actividad. Conocimiento, profesionalización, vanguardia, anticipación y reputación. No me cabe ninguna duda, y espero sea una opinión compartida, que Impulsa Balears trabaja sin descanso para hacerse con estos cinco ingredientes. Pero para que estos ingredientes penetren en la toma decisiones necesitamos aumentar todavía más nuestra masa crítica y aprovechar la visión, las actitudes y las orientaciones del conjunto de agentes regionales. Ya hemos dado el primer paso!

 

El patronato de IMPULSA BALEARS comparte 12 consignas estratégicas para el impulso de la competitividad global de Balears

El patronato de la Fundación IMPULSA BALEARS ha abordado el cierre del primer semestre del año a través de una sesión en la que se ha procedido a aprobar las cuentas anuales de 2015 y dar luz verde a la ejecución de las líneas de actuación previstas para la segunda mitad del presente ejercicio, entre otras cuestiones. 

El trabajo que lleva a cabo la fundación responde a 12 consignas estratégicas para el diseño de una estrategia de competitividad global para Balears, las cuales el patronato ha decidido compartir con los agentes económicos y sociales. Estas i|consignes, junto con el i|dossier, Hacia una estrategia de competitividad global para Balears. Consignas estratégicas y vías de progreso, sustentarán la primera sesión del Ágora-Impulsa que se llevará a cabo en el mes de julio, con la finalidad de facilitar la fijación de objetivos regionales, la determinación de áreas prioritarias de impacto y el establecimiento de directrices estratégicas para canalizar los recursos disponibles a favor del impulso de la competitividad global de Balears.

Para crear empleo, Impulsa

Publicado en EL ECONÓMICO

Por Carmen Planas, presidenta de CAEB

En los últimos 15 años los ciudadanos de Balears hemos visto disminuir nuestro nivel de renta. Hemos perdido calidad de vida y bienestar. Balears ha erosionado su PIB per cápita un 18,3% mientras que el conjunto del Estado lo ha aumentado un 3%. Esto explica que Balears haya descendido de la tercera posición a la séptima en el ranking nacional de renta per cápita.

El reto, no ya de futuro sino de presente, es claro: Balears debe recuperar los niveles de riqueza y bienestar impulsando no sólo la creación de empleo sino la calidad del mismo. Para lograrlo no hay otro camino que apoyar a nuestro tejido empresarial, mejorar los procesos de producción y entender que las empresas son la suma de empresarios y trabajadores.

Para el empresario es un éxito aumentar la plantilla y un fracaso tener que despedir a un empleado. El trabajador es una persona que forma parte de la familia que es la empresa. Entre todos, debemos contribuir a mejorar los niveles de productividad y competitividad. Las empresas son el motor de nuestra economía. Las empresas son las que crean empleo y con ello mejoran los niveles de bienestar y calidad de vida. Cualquier medida tomada desde las administraciones debe facilitar la actividad económica, evitando entorpecerla.

Hemos de ser conscientes de esta realidad y de que tanto el sector público como el privado, al mismo son, debemos dirigir nuestros esfuerzos a atraer capital productivo e inversiones. Para ello es fundamental contar con una política económica estable que transmita seguridad jurídica.

Desde que asumí la presidencia de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares, CAEB, quise tener respuestas fiables, empíricas, sobre la posición real de Balears en el entorno internacional. ¿Qué posición ocupa Balears en el ranking regional europeo?, ¿sobre qué pilares fundamenta su posicionamiento competitivo?, ¿cómo podemos acercarnos a las regiones europeas más avanzadas?

Para disponer de este conocimiento pusimos en marcha la Fundación Impulsa Balears y hoy ya tenemos las respuestas a estas y a muchas otras preguntas gracias al i|ICG, el índice de competitividad global, la primera herramienta que Impulsa pone a disposición de los agentes de nuestra comunidad para facilitar el diseño e implementación de una agenda de transformación productiva que actúe en favor del desarrollo económico y social de nuestras Islas.

Este índice de competitividad global, elaborado por la Unidad de Inteligencia Económica de Impulsa, liderada por el profesor Antoni Riera, mide la posición competitiva de Balears en el conjunto de regiones de la UE-28 sobre la base del estudio de 11 pilares y 80 indicadores. Según la última actualización del i|ICG, Balears ocupa la posición 175 del ranking de competitividad global integrado por 263 regiones de la UE-28.

Hemos remontado 7 puestos desde 2011, cuando ocupábamos la posición 182, la más baja del último sexenio. Pese a esta ligera mejora, la competitividad balear sigue condicionada por el escaso aprovechamiento de los factores de producción y nuestras peores notas son en eficiencia e innovación.

Por eso Impulsa Balears sigue trabajando y sumando actores a esa iniciativa estratégica de CAEB, del Govern de les Illes Balears y de un grupo de empresarios representativos del tejido regional. Grupo que, tal como es vocación de Impulsa, continúa creciendo, en nuestro afán por identificar vías de progreso, impulsar la competitividad global de Balears y contribuir, así, a que nuestra sociedad avance hacia un futuro de oportunidades, empleo y mayor prosperidad.