EL ÁGORA IMPULSA ANALIZA LA CLUSTERIZACIÓN DE LA ESTRUCTURA PRODUCTIVA BALEAR

El Ágora-Impulsa encuentra nuevas formas de abordar la realidad productiva para impulsar la competitividad de Balears

Una veintena de participantes han aportado su conocimiento y experiencia en torno a la clusterización de la estructura productiva balear.

Antoni Riera destaca “la importancia de que los agentes de las islas identifiquen beneficios comunes para colaborar estratégicamente sin menoscabar la competencia y la rivalidad”.

La actividad anual del Ágora-Impulsa se ha iniciado este lunes con una sesión orientada a alinear a los agentes regionales en torno a la perspectiva clúster como una nueva forma de entender la realidad productiva balear que brinda nuevas y numerosas oportunidades de reespecialización.

La sesión, que se ha desarrollado bajo el título ‘El rol estratégico de las organizaciones clúster’, ha contado con la participación de organizaciones clúster (Balears.t, BIOIB, CLIQIB, Turistec), responsables de la política regional (Dirección General de Innovación, Dirección General de Empleo y Economía, Dirección General de Política Industrial), centros de investigación y tecnología (CETEBAL), y representantes empresariales de un amplio abanico de actividades económicas (CAEB, Cámara de Comercio de Mallorca).

El conocimiento y experiencia de los participantes ha sido determinante a la hora de sustituir el enfoque sectorial tradicional por una perspectiva clúster orientada a clasificar la actividad económica a partir de la conformación de entornos productivos en los que la concentración geográfica de empresas e instituciones, la interconexión y la colaboración estratégica derivan en beneficios comunes capaces de expandirse al resto del tejido regional.

Adoptar la perspectiva clúster a favor del impulso de la competitividad global de Balears requiere, en palabras de Antoni Riera, conductor de la dinámica de trabajo y director técnico de la fundación, “asumir importantes cambios conceptuales, estadísticos y, sobre todo, de planificación estratégica que afectan tanto a las empresas como a las administraciones públicas”.

En este marco, las organizaciones clúster se erigen no sólo en meros instrumentos de participación, sino en verdaderos vehículos de transformación. Y es que, a través de la colaboración entre las empresas, administraciones públicas, centros tecnológicos y de formación, las organizaciones clúster son capaces de abordar retos de innovación, estrategia empresarial e internacionalización difícilmente asumibles individualmente por los actores que operan en el clúster que representan.

Desde esta perspectiva, Antoni Riera señala “la importancia de crear las condiciones necesarias para que los distintos agentes que operan en el territorio exploren y exploten beneficios comunes desde la colaboración estratégica sin menoscabar la competencia y la rivalidad”. 

El Ágora-Impulsa emplazará a sus participantes a una nueva sesión en torno a esta cuestión el próximo mes de septiembre. Desde esta línea, el director técnico confirma que “IMPULSA BALEARS está trabajando en el desarrollo de nuevas i|herramientas orientadas a detectar oportunidades de clusterización y geolocalizar las interconexiones existentes entre los agentes que operan en el archipiélago, las cuales se presentarán públicamente el próximo 12 de julio en el marco de un nuevo i|meeting.”