El Ágora-Impulsa comparte “12 consignas estratégicas para la reespecialización productiva de Balears”

Las 25 instituciones y entidades participantes dan a conocer a la sociedad las conclusiones del trabajo realizado a lo largo de la serie de sesiones ‘Clusterización y competitividad’

Antoni Riera destaca “la capacidad de IMPULSA BALEARS para avanzar hacia soluciones compartidas que permitan incrementar de forma efectiva la creación de valor en las islas”

IMPULSA BALEARS ha difundido este viernes el tercer número de i|consignes, la colección de documentos de la fundación orientada a alinear a los agentes decisores en torno a la fijación de objetivos y prioridades para impulsar la competitividad global de Balears que recoge “12 consignas estratégicas para la reespecialización productiva de Balears”, desde la aplicación de la perspectiva clúster.

Antoni Riera, director técnico de la fundación, ha destacado “el consenso de los participantes del Ágora-Impulsa en torno a las cuatro principales razones que demuestran la necesidad de abordar la reespecialización productiva de Balears: una estructura muy madura con una industria de intensidad tecnológica baja y unos servicios poco intensivos en conocimiento, la pérdida continua de productividad, una débil posición competitiva y, en consecuencia, la erosión del bienestar”.

En este contexto, el nuevo i|consignes es, en palabras de Antoni Riera, “un documento breve que pretende ser útil, a modo de guía, a la hora de identificar entornos productivos clave para resituar las islas entre las regiones europeas más avanzadas desde un punto de vista competitivo”.

Con esta vocación, el documento parte de la premisa de que “Balears puede incrementar la creación de valor desde una aplicación real y efectiva de la perspectiva clúster que fomente el desarrollo de servicios avanzados, regenere la cadena turística de valor, identifique nuevas oportunidades para la industria y redefina el rol de la construcción y la agricultura”.

El contenido de esta nueva publicación aglutina el conocimiento compartido en las sesiones de trabajo que el Ágora-Impulsa ha desarrollado a lo largo de los últimos meses en torno a ‘Clusterización y competitividad’.

De este modo, este nuevo número de i|consignes se configura como el vehículo que permite compartir la labor de los 25 participantes de la tetrahélice regional que asistieron a la sesión del pasado 22 septiembre, con el resto de agentes del tejido balear. Una cuestión que pone de manifiesto, según Riera, que “la labor del Ágora-Impulsa se expande más allá de la mesa de trabajo e incorpora, así, un elevado potencial para avanzar hacia soluciones compartidas que permitan incrementar la creación de valor en el archipiélago”.

Cabe recordar que el Ágora-Impulsa ha aglutinado, en esta ocasión, a una tetrahélice regional integrada por:

  • representantes empresariales de diversas esferas productivas (AENIB, AFEDECO, APAIB, ASINEM, AVIBA, FEHM, GSBIT),
  • responsables de la política autonómica (Dirección General de Empleo y Economía, Dirección General de Innovación, Dirección General de Política Industrial) y local (Ayuntamiento de Calvià, Ayuntamiento de Manacor, FELIB),
  • centros de investigación y tecnología (CETEBAL, FUEIB, Fundació BIT)
  • y un amplio abanico de agentes intermedios, especialmente patronales (CAEB, Cámara de Comercio de Mallorca, PIMEM), asociaciones clúster (Balears.t, BIOIB, CLIQIB, TURISTEC) y sindicatos (CCOO, UGT).

 

 

i|consignes, número 3 · 12 consignas estratégicas para la reespecialización productiva de Balears se difunde, hoy, a través de una nueva i|newsletter · Especial Ágora-Impulsa y está disponible, previo registro de los interesados, en www.impulsabalears.org 

El Ágora-Impulsa aporta nuevas formas de incrementar la creación de valor turístico desde la perspectiva clúster

Más de veinte de participantes han aportado su conocimiento y experiencia en torno a la redefinición del patrón de especialización productiva de Balears

Antoni Riera señala “la importancia de trabajar sobre el terreno para definir entornos productivos clave para el impulso de la competitividad global del archipiélago”

IMPULSA BALEARS ha dado continuidad a la actividad del Ágora-Impulsa este viernes con una sesión orientada a alinear a los agentes regionales en la revisión del patrón de especialización productiva de las islas desde las oportunidades que ofrece la aplicación real y efectiva de la perspectiva clúster.

La sesión, que se ha desarrollado bajo el título ‘Clusterizar para reespecializar: en búsqueda de la intersección’, ha contado con la participación de más de veinte representantes empresariales de diversas esferas productivas (AENIB, AFEDECO, APAIB, ASINEM, AVIBA, FEHM, GSBIT), responsables de la política autonómica (Dirección General de Empleo y Economía, Dirección General de Innovación,  Dirección General de Política Industrial) y local (Ayuntamiento de Calvià, Ayuntamiento de Manacor, FELIB), centros de investigación y tecnología (CETEBAL, FUEIB, Fundació BIT) y un amplio abanico de agentes intermedios, especialmente patronales (CAEB, Cámara de Comercio de Mallorca, PIMEM), asociaciones clúster (Balears.t, BIOIB, CLIQIB, TURISTEC) y sindicatos (CCOO, UGT).

El conocimiento y experiencia de los participantes ha sido determinante a la hora de abordar las que, en palabras de Antoni Riera, conductor de la dinámica de trabajo y director técnico de la fundación, “son seguramente las cinco preguntas más frecuentes en torno a la reconsideración de la estructura productiva balear”. Desde esta perspectiva, la sesión de trabajo ha resultado altamente provechosa, pues la utilización de la herramienta i|clúster, disponible en la web de la fundación, ha facilitado la identificación de servicios avanzados presentes actualmente en el tejido balear capaces de compensar la madurez de los más tradicionales, en torno a los servicios empresariales, la logística o la distribución y el comercio electrónico.

La aplicación de la perspectiva clúster a través de los recursos generados por la fundación ha revelado también nuevos roles para la construcción y las actividades primarias de acuerdo a las oportunidades que giran en torno a industrias emergentes, como son las industrias medioambientales. Así mismo, la conversión de tejido industrial obsoleto en emergente puede ser una realidad desde, como destaca Riera, “la reconfiguración de los fundamentos productivos del secundario que atesoran importantes ‘bolsas’ de conocimiento y el abordaje de los importantes retos ambientales que asume el archipiélago, pues la intervención de la industria es clave en materia de eficiencia energética y desarrollo de la economía circular”. Adicionalmente y “aunque parezca paradójico”, continúa Riera, “la industria encuentra un importante aliado en el intenso proceso de terciarización balear, pues existen clústeres relacionados, por ejemplo, con el transporte marítimo y la logística, que requieren la intervención del secundario para atender la prestación de los nuevos servicios que demanda el mercado”.

En cualquier caso, quizás el momento más álgido de la sesión se ha producido al comprobar que desde la perspectiva clúster es posible abordar de manera distinta la actividad turística y reforzar, de este modo, su capacidad de creación de valor. Adoptar una visión integral de la prestación de la experiencia turística a través de los distintos segmentos productivos que forman parte del clúster de alojamiento y turismo y reforzar su conexión con otras actividades de carácter local, como la restauración o el comercio, es tan sólo el primer paso. Así pues, el tránsito hacia las denominadas ‘industrias experiencia’ y, sobre todo, la apertura de las bases de conocimiento turístico a otros entornos, como las industrias digitales, las tecnologías de la movilidad o, especialmente, la economía ‘azul’ son, según ha confirmado Riera, “vías efectivas para que los operadores turísticos ganen en productividad y diferenciación de producto, pues suponen una reconfiguración radical de las actuales cadenas de valor y la creación de otras cadenas de valor nuevas”.

Desde este marco de trabajo, el Ágora-Impulsa, después de que el pasado mes de julio incitara a los agentes económicos y sociales de las islas a sumarse a la ‘revolución clúster’, ha emplazado a sus participantes a profundizar en entornos productivos concretos y a establecer prioridades en torno a los que tienen un mayor potencial para impulsar la posición competitiva del archipiélago. Respecto a esta cuestión, Riera asegura que “es imprescindible trabajar sobre el terreno al objeto de ampliar los instrumentos de vigilancia y establecer más mecanismos de sensibilización y consenso, cuestión que otorga a los agentes que trabajan en desarrollo local un rol estratégico”.

EL ÁGORA IMPULSA ANALIZA LA CLUSTERIZACIÓN DE LA ESTRUCTURA PRODUCTIVA BALEAR

El Ágora-Impulsa encuentra nuevas formas de abordar la realidad productiva para impulsar la competitividad de Balears

Una veintena de participantes han aportado su conocimiento y experiencia en torno a la clusterización de la estructura productiva balear.

Antoni Riera destaca “la importancia de que los agentes de las islas identifiquen beneficios comunes para colaborar estratégicamente sin menoscabar la competencia y la rivalidad”.

La actividad anual del Ágora-Impulsa se ha iniciado este lunes con una sesión orientada a alinear a los agentes regionales en torno a la perspectiva clúster como una nueva forma de entender la realidad productiva balear que brinda nuevas y numerosas oportunidades de reespecialización.

La sesión, que se ha desarrollado bajo el título ‘El rol estratégico de las organizaciones clúster’, ha contado con la participación de organizaciones clúster (Balears.t, BIOIB, CLIQIB, Turistec), responsables de la política regional (Dirección General de Innovación, Dirección General de Empleo y Economía, Dirección General de Política Industrial), centros de investigación y tecnología (CETEBAL), y representantes empresariales de un amplio abanico de actividades económicas (CAEB, Cámara de Comercio de Mallorca).

El conocimiento y experiencia de los participantes ha sido determinante a la hora de sustituir el enfoque sectorial tradicional por una perspectiva clúster orientada a clasificar la actividad económica a partir de la conformación de entornos productivos en los que la concentración geográfica de empresas e instituciones, la interconexión y la colaboración estratégica derivan en beneficios comunes capaces de expandirse al resto del tejido regional.

Adoptar la perspectiva clúster a favor del impulso de la competitividad global de Balears requiere, en palabras de Antoni Riera, conductor de la dinámica de trabajo y director técnico de la fundación, “asumir importantes cambios conceptuales, estadísticos y, sobre todo, de planificación estratégica que afectan tanto a las empresas como a las administraciones públicas”.

En este marco, las organizaciones clúster se erigen no sólo en meros instrumentos de participación, sino en verdaderos vehículos de transformación. Y es que, a través de la colaboración entre las empresas, administraciones públicas, centros tecnológicos y de formación, las organizaciones clúster son capaces de abordar retos de innovación, estrategia empresarial e internacionalización difícilmente asumibles individualmente por los actores que operan en el clúster que representan.

Desde esta perspectiva, Antoni Riera señala “la importancia de crear las condiciones necesarias para que los distintos agentes que operan en el territorio exploren y exploten beneficios comunes desde la colaboración estratégica sin menoscabar la competencia y la rivalidad”. 

El Ágora-Impulsa emplazará a sus participantes a una nueva sesión en torno a esta cuestión el próximo mes de septiembre. Desde esta línea, el director técnico confirma que “IMPULSA BALEARS está trabajando en el desarrollo de nuevas i|herramientas orientadas a detectar oportunidades de clusterización y geolocalizar las interconexiones existentes entre los agentes que operan en el archipiélago, las cuales se presentarán públicamente el próximo 12 de julio en el marco de un nuevo i|meeting.”

El Ágora-Impulsa centra su segunda sesión de trabajo en torno a la formulación de “una propuesta de valor única, diferenciada y sostenible en el tiempo orientada al impulso de la competitividad global de Balears”

2016-10-27-ndp-agora-impulsa-01

Han participado más de treinta agentes de la tetrahélice regional procedentes del ámbito de la empresa, las administraciones públicas, la investigación y los agentes intermedios

Antoni Riera ha valorado satisfactoriamente “las aportaciones que  los agentes económicos y sociales participantes han efectuado a lo largo de la sesión de trabajo”

El Ágora-Impulsa ha dado continuidad a su actividad este jueves a través de una segunda sesión de trabajo que, bajo el título ‘De la gestión a la estrategia: objetivos, prioridades y recursos disponibles’, ha invitado a los agentes a alinear su perspectiva estratégica en torno a la formulación de una estrategia de competitividad global para Balears.

A partir de una treintena de agentes, el Ágora-Impulsa ha completado nuevamente la tetrahélice con la participación destacada desde el ámbito de la empresa (desde asociaciones como AENB, AFEDECO, APAIB, ASIMA, ASAJA, GSBIT, UBES y Joves Empresaris, entre otros), la administración (desde distintas instancias del Govern de les Illes Balears y el Consell Insular de Mallorca), la investigación (desde la UIB, la Fundació BIT, el CETEBAL y la FUEIB) y los agentes intermedios (desde sindicatos, como CCOO y UGT, la Cámara de Comercio de Mallorca, el Círculo de Economía de Mallorca, IBClusters, el Círculo de Economía de Menorca, ETICENTRE, el Cercle Mallorquí de Negocis y colegios profesionales, como el de Economistas y el de Arquitectos).

A lo largo de la sesión los participantes han alimentado y compartido su perspectiva estratégica abordando la fijación de objetivos, el establecimiento de prioridades y la orientación de los recursos disponibles en torno a la formulación de una propuesta de valor única, diferenciada y sostenible en el tiempo orientada a impulsar la competitividad global de Balears en el entramado regional europeo. La búsqueda de metas comunes, la detección de palancas estratégicas y la identificación de vías de progreso ha centrado buena parte de una dinámica que ha tomado como punto de partida el trabajo realizado a través de la sesión que se llevó a cabo el pasado mes de julio, a través de la que los agentes participantes compartieron el nuevo paradigma de la competitividad global.

En palabras de Antoni Riera, director técnico de la Fundació IMPULSA BALEARS, “hemos compartido nuevamente con las más de treinta instituciones y entidades participantes la necesidad de transitar desde la gestión a la estrategia al objeto de reposicionar la renta per cápita de Balears por encima de la media europea y retornarla, así mismo, a posiciones similares a las que ocupaba en la distribución autonómica al inicio de este siglo”. “En este sentido, cabe ser muy consciente que este reto –añade Riera– tan sólo puede completarse con éxito a través de una mejora continua de la productividad basada en la reducción de los diferenciales que el archipiélago acumula en palancas clave de competitividad respecto de las regiones más avanzadas”.

A partir de este momento, el Ágora-Impulsa da por cerrada la primera serie de sesiones, orientada a compartir con los agentes regionales cuestiones de carácter general, y abrirá nuevas líneas de participación en torno a cuestiones más específicas, de acuerdo a las prioridades estratégicas que se han desprendido de la dinámica de trabajo llevada a cabo hasta el momento con los agentes de la tetrahélice regional.

Antoni Riera ha agradecido “las aportaciones que los participantes han efectuado a través de esta nueva sesión de trabajo” y ha destacado “la importancia que reviste para la Fundació IMPULSA BALEARS contar con su conocimiento y experiencia para identificar nuevas necesidades de información estratégica y generar nuevos recursos que puedan facilitar, de forma útil y efectiva, la toma de decisiones de los agentes económicos y sociales en torno al impulso de la competitividad global de Balears”.

Cabe recordar que la Fundació IMPULSA BALEARS es una plataforma de conocimiento estratégico e interacción regional orientada a facilitar la toma de decisiones de los agentes económicos y sociales y configurar una agenda de transformación productiva con un impacto significativo sobre la competitividad global de Balears.

Con esta misión, la Fundación IMPULSA BALEARS materializa una iniciativa estratégica de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), el Govern de les Illes Balears y, actualmente, una veintena de empresarios representativos del tejido regional que persigue impulsar la competitividad global de Balears y contribuir, a que la sociedad avance hacia un futuro de mayor prosperidad.

Los participantes del Ágora-Impulsa asocian la caída del PIB per cápita de los últimos 15 años a la baja productividad de Balears

Tres de cada cuatro agentes económicos y sociales coinciden en señalar que la posición competitiva ‘baja’ de Balears en el entorno regional europeo dificultará “seguro” el mantenimiento de la renta per cápita actual

La Fundació IMPULSA BALEARS difunde a través de su i|newsletter Especial Ágora-Impulsa los resultados de ‘i|qüestions’, reflejo de las percepciones de las más de treinta instituciones y entidades de las Islas que han participado en la primera sesión de trabajo del Ágora-Impulsa

Capacidad innovadora, eficiencia del mercado laboral, educación superior y marco institucional son las palancas de competitividad más destacadas por parte de la treintena de agentes de la tetrahélice regional (empresa, administración pública, investigación y agentes intermedios) que participaron a la primera sesión del Ágora-Impulsa y que, a su vez, coinciden en asociar mayoritariamente la caída real del PIB per cápita de los últimos 15 años a la baja productividad del archipiélago. 

La Fundació IMPULSA BALEARS ha difundido a través de su i|newsletter Especial Ágora-Impulsa los resultados de ‘i|qüestions’, reflejo de las percepciones de las más de treinta instituciones y entidades de las Islas que han participado en la primera sesión de trabajo del Ágora-Impulsa, donde destaca que tres de cada cuatro agentes económicos y sociales se muestran de acuerdo en señalar que la posición competitiva ‘baja’ de Balears en el entorno regional europeo dificultará “seguro” el mantenimiento de la renta per cápita actual.

A lo largo de una sesión destinada a ‘compartir el nuevo paradigma de la competitividad global’, los participantes manifestaron su percepción y enfoque en torno a los determinantes del bienestar, la posición competitiva y la capacidad proactiva de los agentes del archipiélago en torno al reto de forjar una senda de crecimiento más resistente frente a shocks externos, correctora de desequilibrios estructurales y capaz de asegurar niveles de renta más elevados y, por tanto, un mayor bienestar para los ciudadanos de Balears.

De este modo, “detectar los puntos de consenso entre los agentes que pertenecen a las distintas hélices es fundamental para trabajar conjuntamente sobre el punto de partida del archipiélago, la orientación de los esfuerzos regionales y la dotación de un equipaje que reconozca el valor estratégico del conocimiento y la cooperación”, señala Antoni Riera, director técnico de la Fundació IMPULSA BALEARS. 

En este sentido, “el análisis detallado de los resultados de ‘i|qüestions’ es muy enriquecedor pues revela la percepción de los agentes frente a cuestiones tan esenciales para proponer directrices estratégicas destinadas al impulso de la competitividad global de Balears como los fundamentos de la evolución del PIB cápita, los pilares de la posición competitiva y los aspectos (contables, organizativos, estratégicos…) sobre los que los agentes basan actualmente su toma de decisiones”, añade Riera. A modo de ejemplo, una vez conocidos los datos, el 73,3% de los participantes afirman haber cambiado su percepción mucho o bastante respecto a que la senda real del PIB per cápita se mantuvo en terreno negativo incluso a lo largo de la última fase expansiva. Asimismo, el 46,7% señala que una de las mayores implicaciones de este fenómeno es el aumento de la desigualdad, mientras que el 36,7% apunta a una pérdida del poder adquisitivo.

La Fundació IMPULSA BALEARS valora muy positivamente tanto la acogida como los resultados de la primera sesión ya que permiten avanzar nuevas necesidades de información estratégica. No en vano, más del 85% de los participantes asignan un valor estratégico ‘alto’ a la valorización de la experiencia y el know-how acumulado, así como a la aglutinación y gestión de la información. Con todo, “esta información será también muy útil para guiar la preparación de la próxima sesión de trabajo del Ágora-Impulsa que, bajo el título de ‘De la gestión a la estrategia: objetivos, prioridades y recursos disponibles’, se llevará a cabo previsiblemente a lo largo del próximo mes de octubre”, concluye Riera.

IMPULSA se abre a la sociedad para facilitar la toma de decisiones

Ágora-Impulsa es el órgano de transferencia estratégica creado por la Fundació IMPULSA BALEARS como espacio de intercambio de ideas, conocimiento y reflexión, a través del cual la fundación abre a los agentes económicos y sociales de las islas y a la sociedad balear en su conjunto los recursos y conocimiento generados por IMPULSA con el objetivo de facilitar la toma de decisiones de los agentes regionales en torno a la implementación de una estrategia de competitividad global para Balears.

La Fundació IMPULSA BALEARS es la materialización de una iniciativa estratégica de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), el Govern de les Illes Balears y un grupo de empresarios representativos del tejido regional que persigue impulsar la competitividad global de Balears y contribuir, así, a que la sociedad avance hacia un futuro de mayor prosperidad.

La Fundació IMPULSA BALEARS se ha configurado como una plataforma de conocimiento estratégico e interacción regional orientada a facilitar la toma de decisiones de los agentes económicos y sociales y configurar una agenda de transformación productiva con un impacto significativo sobre la competitividad global de Balears.

En la primera sesión de trabajo del Ágora-Impulsa, desarrollada el pasado día 11 de julio, participaron agentes de una tetrahélice regional formada por la administración pública –como es el caso del Govern, Consells y FELIB–, la empresa –a través de asociaciones como CAEB, AENB, AFEDECO, APAIB, ASIMA, ASAJA, GSBIT, UBES y Joves Empresaris, entre otros–, la investigación –a través de la Universitat de les Illes Balears (UIB), Centre Tecnològic Balear de la Fusta (CETEBAL), Fundació BIT y Fundació Universitat-Empresa de les Illes Balears (FUEIB)– y los agentes intermedios –como es el caso de sindicatos (UGT y CCOO), Cámara de Comercio de Mallorca, Cercle d’Economia de Mallorca, Cercle d’Economia de Menorca, Cercle Mallorquí de Negocis, Centre per a la Gestió Ètica de l’Empresa (ETICENTRE), IBClusters, Colegio de Economistas de Illes Baleares y Colegio Oficial de Arquitectos de Illes Balears.

 

Acceso al i|newsletter Especial Ágora-Impulsa y resultados de i|qüestions’:

http://www.impulsabalears.org/index.php/ca/?option=com_acymailing&ctrl=archive&task=view&mailid=30&key=0T9Bcw8u&subid=5784-QbKtQ04ItoEvXx&tmpl=component

 

 

Ágora-Impulsa, creando valor compartido

Publicado en DIARIO de MALLORCA

Por Carmen Planas, presidenta de CAEB

La primera sesión de trabajo del Ágora Impulsa, el espacio de transferencia estratégica de información, conocimiento y experiencia, a través del cual la Fundación Impulsa Balears promueve la reflexión colectiva sobre la situación actual y las vías de progreso para el impulso de la competitividad de Balears, aglutinó, el pasado lunes, a más de treinta agentes de la tetrahélice regional –empresas, administración pública, centros y unidades de investigación y agentes intermedios (sindicatos, cámaras, asociaciones,…). A todos ellos, nuestro más sincero agradecimiento por su asistencia y participación, pues estamos convencidos que las visiones sobre la economía balear, por más plurales que sean, son coincidentes en muchos aspectos.

2016-07-15-carmen-planas-agora-impulsa-diario-de-mallorcaLa trayectoria de la economía balear en los últimos quince años muestra dos caras: hemos avanzado mucho pero nuestros resultados son, comparados con otros territorios, más que modestos, preocupantes. Hemos crecido un 18,5% en ocupación y un 14,7% en valor añadido, pero nuestra productividad ha descendido un 3,2% y nuestra renta por habitante ha retrocedido un 16,4% en términos reales. Estamos más de 21 puntos porcentuales por debajo de los niveles de País Vasco, región que lidera en estos momentos el ranking autonómico de renta per cápita, pues nuestra productividad es también un 15,7% inferior respecto de esta misma región.

Estos resultados aconsejan revisar a fondo nuestra estrategia de competitividad porque durante la última fase expansiva cometimos el error de centrarnos más en obtener beneficios a corto plazo que en responder a los desafíos de la globalización. Nos cerramos en lugar de abrirnos. Perdimos un tiempo precioso que la crisis se encargó de evidenciar pero que ahora, una vez superada, podemos recuperar si asumimos, seria y decididamente, el reto de forjar una senda de crecimiento más resistente, correctora de desequilibrios y capaz de asegurar mayores niveles de renta.

Para ello necesitamos fijar la posición de partida, marcar la orientación correcta y dotarnos del mejor equipaje para transitar hacia una nueva economía, a menos que deseemos seguir perdiendo posiciones en ingresos y bienestar. La recuperación es una buena oportunidad para hacer muchas cosas que debimos hacer antes. Si las hacemos será más probable que el crecimiento se consolide en la buena dirección y que contribuya a ofrecer lo que necesitamos: un mejor posicionamiento y mayor prosperidad.

Para alcanzar este objetivo es necesario desarrollar una actitud proactiva en la que la responsabilidad de la empresa se sitúa en el centro. Por esa razón, el cambio no será posible sin el liderazgo de los empresarios y de los emprendedores, aunque también será necesario que estos cuenten con las relaciones que mantiene con el resto de agentes de la tetrahélice regional. Pues Balears necesita en estos momentos reconectar los polos de transformación para activar muchas palancas de mejora de la productividad. Baleares necesita más empresas eficientes, necesita que las buenas prácticas de muchas empresas y sectores se difundan, que la parte del tejido empresarial de menor tamaño y más cerrada, conozca y asimile que se pueden hacer las cosas de otra manera. La economía necesita aprovechar el talento e innovar en todas sus actividades, pero especialmente en los sectores más tradicionales (turismo, comercio, restauración,..) porque tienen mucho peso y en aquellos de baja tecnología (industria y construcción).

Todo ello necesita reconocer el valor de la información estratégica y la cooperación, vectores sobre los que Impulsa Balears desarrolla su actividad. Conocimiento, profesionalización, vanguardia, anticipación y reputación. No me cabe ninguna duda, y espero sea una opinión compartida, que Impulsa Balears trabaja sin descanso para hacerse con estos cinco ingredientes. Pero para que estos ingredientes penetren en la toma decisiones necesitamos aumentar todavía más nuestra masa crítica y aprovechar la visión, las actitudes y las orientaciones del conjunto de agentes regionales. Ya hemos dado el primer paso!

 

El Ágora-Impulsa centra su primera sesión de trabajo en torno al reto de “construir una senda de crecimiento que se traduzca en mayor bienestar de los ciudadanos de Balears”

Han participado más de treinta agentes de la tetrahélice regional procedentes del ámbito de la empresa, las administraciones públicas, la investigación y los agentes intermedios. 

Antoni Riera ha agradecido “la amplia acogida de los agentes económicos y sociales”

Más de treinta instituciones y entidades de las islas han participado este lunes en la primera sesión de trabajo del Ágora-Impulsa, el órgano de transferencia estratégica de IMPULSA BALEARS concebido como espacio de intercambio de ideas, conocimiento y reflexión, a través del cual la Fundación abre su actividad a los agentes económicos y sociales de las islas. 

En esta primera sesión de trabajo del Ágora-Impulsa han participado agentes de una tetrahélice regional formada por la administración pública –como es el caso del Govern, Consells y FELIB–, la empresa –a través de asociaciones como CAEB,  AENB, AFEDECO, APAIB, ASIMA, ASAJA, GSBIT, UBES y Joves Empresaris, entre otros–, la investigación –a través de la Universitat de les Illes Balears (UIB), Centre Tecnològic Balear de la Fusta (CETEBAL), Fundació BIT y Fundació Universitat-Empresa de les Illes Balears (FUEIB)– y los agentes intermedios –como es el caso de sindicatos (UGT y CCOO), Cámara de Comercio de Mallorca, Cercle d’Economia de Mallorca, Cercle d’Economia de Menorca, Cercle Mallorquí de Negocis, Centre per a la Gestió Ètica de l’Empresa (ETICENTRE), IBClusters, Colegio de Economistas de Illes Baleares y Colegio Oficial de Arquitectos de Illes Balears.

2016-07-11 NdP Agora Impulsa 01Bajo el título “Compartiendo el nuevo paradigma de la competitividad global”, los agentes participantes han abordado a lo largo de la sesión en qué consiste el nuevo paradigma de la competitividad global, por qué aplicarlo a Balears y cómo adaptar la toma de decisiones. En palabras de Antoni Riera, director técnico de la Fundació IMPULSA BALEARS, “el objetivo es que los agentes de la tetrahélice regional (empresa – administración pública – agentes intermedios – investigación) compartan el nuevo paradigma de la competitividad global para abordar, todos juntos, el reto que supone construir para Balears una senda de crecimiento más resistente frente a shocks externos, correctora de los desequilibrios acumulados y capaz de derivar en niveles de renta más elevados”.

Antoni Riera ha agradecido “la amplia acogida de los agentes económicos y sociales” y ha señalado que “hoy es un día importante porque, después de un año y medio de recorrido, la Fundació IMPULSA BALEARS inaugura la última unidad de trabajo prevista en sus estatutos, cuyo objetivo es abrir a la sociedad los recursos generados para facilitar la toma de decisiones de los agentes regionales en torno a la implementación de una estrategia de competitividad global para Balears”.

La Fundación IMPULSA BALEARS es la materialización de una iniciativa estratégica de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), el Govern de les Illes Balears y un grupo de empresarios representativos del tejido regional que persigue impulsar la competitividad global de Balears y contribuir, así, a que la sociedad avance hacia un futuro de mayor prosperidad.

En este sentido, la Fundació IMPULSA BALEARS se configura como una plataforma de conocimiento estratégico e interacción regional orientada a facilitar la toma de decisiones de los agentes económicos y sociales y configurar una agenda de transformación productiva con un impacto significativo sobre la competitividad global de Balears.

 

 

 

 

EL PATRONATO DE LA FUNDACIÓ IMPULSA APRUEBA CREAR EL ÁGORA-IMPULSA

Se trata de un espacio de i|participación con el objetivo de abrir Impulsa a la sociedad compartiendo el conocimiento con todos los agentes sociales

El patronato de la Fundació IMPULSA BALEARS ha celebrado, el 13 de abril, la primera sesión ordinaria del año, en el transcurso de la cual se ha procedido a valorar la actividad llevada a cabo a lo largo del primer trimestre y determinar las bases sobre las que se ejecutará el plan de actuación en lo que resta de ejercicio.

En este sentido, el patronato de la Fundació ha decidido iniciar la puesta en funcionamiento del Ágora-Impulsa como espacio de i|participación, con el objetivo de abrir Impulsa a la sociedad compartiendo el conocimiento con todos los agentes sociales.

En el Ágora-Impulsa tendrán cabida las diferentes administraciones públicas, incluidos los ayuntamientos, agentes de investigación como la Universitat de les Illes Balears (UIB) y los centros tecnológicos, empresas de todos los sectores y tamaños, sindicatos, asociaciones, círculos, cámaras y todos los agentes que soliciten formar parte de Ágora-Impulsa.

El objetivo que Ágora-Impulsa mantenga reuniones periódicas en las que los diferentes agentes puedan disponer del conocimiento que aporta la Fundació Impulsa y, a su vez, proponer sus inquietudes y plantear sus necesidades de información.

Está previsto que la primera reunión del Ágora-Impulsa se inicie con un primer documento de trabajo que aporta la Fundació Impulsa bajo el epígrafe “Hacia una estrategia de competitividad Global de Balears: consignas estratégicas y vías de progreso”.

Por otra parte, dentro del mismo objetivo de i|participación el patronato de la Fundació ha aprobado también la creación de la Unidad de Estrategia que estará integrada por representantes de las empresas que conforman el patronato y el Govern de les Illes Balears.

El objetivo de estas dos nuevas unidades de trabajo, la Unidad de Estrategia y el Ágora-Impulsa, cuya puesta en funcionamiento ha sido aprobada hoy por el patronato de la Fundació Impulsa es que sean los dos órganos de trasferencia estratégica de conocimiento encargados de garantizar que los resultados derivados de la labor de análisis y vigilancia que está desarrollando la Unidad de Inteligencia Económica añadan el valor esperado y permitan aglutinar a los agentes económicos y sociales en el diseño de una agenda de transformación productiva para Balears.