CatalanEnglishGermanSpanish

Entrevista Mallorcadiario.com: “No es la reforma laboral que deseábamos pero estamos satisfechos”

Por Josep Maria Aguiló

Carmen Planas (Palma, 1952) es la presidenta de la CAEB y asimismo de la Unión Balear de Entidades Sanitarias (UBES). Además, es vicepresidenta de la Fundación Impulsa, presidenta de la Comisión de Responsabilidad Social Empresarial de la CEOE y vicepresidenta de la Confederación Española de Pequeñas y Medianas Empresas (CEPYME). Licenciada en Farmacia, de su biografía cabe destacar también su vinculación familiar y profesional con la Clínica Planas.

¿Qué balance hace la CAEB de la economía balear en 2021?

Yo creo que ha sido el año en el que hemos iniciado la recuperación, con un crecimiento económico que estará entre el 10 por cien y el 12 por cien —aún no se disponen de los datos del último trimestre—. Nuestra recuperación se ha situado por encima de la media nacional y de la europea, porque Baleares fue la comunidad que más sufrió en 2020 por la pandemia, con un descenso del PIB cercano al 26 por cien. A partir de ahí, es lógico que ahora seamos la comunidad que más está creciendo.

¿Y qué previsiones hay para este recién iniciado 2022?

Pensamos que la recuperación continuará a lo largo de 2022 y también en 2023. En principio, el crecimiento en 2022 se situará por debajo del 10 por cien, por lo que será inferior al de 2021, pero es lógico que así sea, pues la economía está llegando ya a lo que sería un ciclo más normal y tendrá por ello un crecimiento que se irá moderando. Con el tiempo, ese crecimiento será semejante al que habíamos tenido en los últimos años, de un 2 por cien o un 3 por cien.

¿Cuáles han sido en los últimos meses los sectores más afectados por la crisis?

La crisis ha afectado en Baleares a muchísimas ramas de actividad, porque dependemos del turismo y del sector servicios, pero desde luego se han visto muy afectadas la restauración, el comercio y la hostelería. Es cierto que en el tercer trimestre del año pasado hubo un repunte, pero hemos de tener en cuenta que el primer trimestre y el cuarto trimestre no fueron tan buenos como en años anteriores. A ello habría que añadir la incertidumbre que ha habido en el cuarto trimestre por la sexta ola de la pandemia y la inflación, que es muy alta. En definitiva, se han visto afectadas por la crisis sobre todo las pymes, mientras que la construcción se ha visto también afectada y la industria ha crecido menos de lo normal.

¿Cómo piensa que irán las rebajas?

Las rebajas acaban de empezar, por lo que todavía es pronto para saber cómo irán. Yo creo que dependerá de muchos factores. Es cierto que el consumo fue aumentando a lo largo del año pasado, pero, como le acabo de comentar, ahora mismo tenemos la incertidumbre de la sexta ola y el aumento de la inflación. Por tanto, aún no sabemos cómo van a ir las rebajas. En cualquier caso, esperamos que vayan lo mejor posible, porque el pequeño comercio se ha visto muy afectado por la actual crisis.

¿La línea de colaboración entre las instituciones y las patronales debería continuar?

Yo creo que esta colaboración público-privada se tiene que mantener. La patronal y los empresarios de Baleares haremos todo lo posible para mantener ese diálogo y esa paz social. Por lo que respecta a los políticos, pienso que es muy importante que tengan en cuenta las opiniones de los empresarios a la hora de tomar decisiones que puedan afectar a la competitividad de las empresas y a la productividad. Por tanto, es fundamental que siga existiendo esta colaboración público-privada, para poder reactivar la economía y el crecimiento de Baleares lo antes posible.

¿Ese entendimiento tiene que existir también a nivel estatal?

Sí, también a nivel nacional. Como sabe, estoy en el Comité Ejecutivo de CEOE y soy vicepresidenta de CEPYME. Creo que es muy importante que destaquemos esto último, porque aquí hay muchísimas pymes y CAEB representa a las pymes de Baleares. Desde CEPYME y CEOE estamos trabajando muy estrechamente para mantener este diálogo social y esta interlocución con el Gobierno central, algo que ahora se ha demostrado con el acuerdo al que se ha llegado con la reforma laboral. Por su parte, el Gobierno sabe que tiene que contar con los empresarios, porque somos los únicos que podemos hacer que el crecimiento económico siga la senda que todos queremos.

¿Qué valoración hace de la nueva reforma laboral?

Yo diría que ha sido muy costoso y difícil llegar finalmente a un acuerdo. Ha habido muchas reuniones y muy largas. Es cierto que no es el mejor acuerdo que hubiéramos querido, pero estamos satisfechos, porque hemos podido conseguir que haya flexibilidad en las empresas, que también se tenga en cuenta el contrato de la externalización cuando se externalizan empresas o se subcontratan. Cuando hay una negociación nunca llegas a conseguir todo lo que quieres, unos ganan y otros pierden, pero lo importante es que Gobierno, patronales y sindicatos han llegado a un acuerdo y que ha habido un consenso entre todos.

¿Y a partir de ahora?

Ahora esperamos que ese acuerdo se apruebe en las Cortes, a pesar de que hay partidos que ya han dicho que se van a oponer a dicho acuerdo. Nosotros confiamos en que no se cambie ni una coma del texto que nos mandaron, porque es lo que aprobamos y lo que tenemos escrito. Por tanto, esperamos que no haya cambios.

¿El turismo ha de seguir siendo el eje de la economía en Baleares?

Cambiar el modelo es muy difícil. Es cierto que hemos de seguir apostando para que haya nuevos emprendedores y nuevos sectores, pero el turismo es nuestra principal fuente de ingresos. Lo que hay que hacer es aumentar la calidad del turismo que estamos dando, cambiar volumen por valor, remodelar zonas maduras y poner los edificios y las instalaciones adecuadas, que se actualicen. Pienso que hay que apostar por el turismo de calidad y de esta manera seguir en la senda, porque Baleares es un destino que tiene muchas posibilidades. Además, ahora podemos lograr con la economía circular que todo sea más sostenible y que tengamos un entorno mucho más seguro y eficiente.

En una situación de crisis como la actual, ¿Qué deben hacer los nuevos emprendedores?

Yo creo que es el momento de que los nuevos emprendedores y los jóvenes inicien una ruta distinta y que arriesguen. Lo que es muy importante es que haya una seguridad jurídica y que no aumente la presión fiscal, que los nuevos emprendedores tengan un marco para que pueda haber inversiones, tanto locales como otras que puedan venir de otros países. Es esencial que demos una imagen de país seguro y fiable.

¿Hay quizás un exceso de reglamentaciones en nuestro país?

En España tenemos muchísimas leyes y muchísimas normas. En ese sentido, siempre dice el presidente de CEOE —Antonio Garamendi— que deberíamos tener una regulación más fácil para poder atraer capital extranjero y que haya inversiones en este país. Aun así, durante la pandemia ha habido emprendedores nuevos y empresas que están teniendo éxito porque han arriesgado y han creído en su proyecto. Por todo ello, no podemos cerrar las puertas a nuevos emprendedores y a nuevas inversiones.

¿Cómo afectará la subida del precio de la luz y de la inflación a las empresas?

Bueno, nosotros creemos que a partir de junio se regulará el precio de la luz y que todo se irá normalizando, con lo que se evitará que la actual inflación coyuntural se convierta en estructural, porque si eso sucediera, entonces sí que sería un problema que afectaría al crecimiento del año 2022. Las subidas afectan tanto a familias y a consumidores como a grandes y pequeñas empresas, con lo cual creo que el Gobierno tiene que tomar cartas en el asunto. Es preciso que esta inflación coyuntural que tenemos ahora no se acabe convirtiendo en una inflación estructural, pues ello podría perjudicar también al empleo, a los salarios y al consumo, porque el poder adquisitivo sería menor.

¿Qué les diría a las pymes que no acaban de remontar?

Les diría que no pierdan la esperanza. Hemos tenido unas ayudas por parte del Gobierno que han sido importantes —por un importe total de 855 millones— y que han llegado a muchas empresas de Baleares, pero es cierto que para algunas empresas no han sido suficientes. Yo creo que si a partir de ahora las cosas van como queremos, la sexta ola se controla y podemos tener un año 2022 mejor que el 2021, poco a poco nos iremos recuperando y volveremos a la normalidad, tras dos años muy malos. Para ello será también necesario que el Gobierno central ponga en marcha el régimen fiscal especial para Baleares, que aún no se ha llevado a término.

Habrá que esperar…

Nosotros, desde la patronal, estamos al día de todo lo que se pueda estar regulando y pueda afectar a nuestras empresas, para poder defender los intereses de todas las pequeñas empresas y autónomos de Baleares, que son la mayor parte de los que forman parte de CAEB.

¿Qué papel puede jugar la responsabilidad ciudadana en esa deseada recuperación?

La responsabilidad individual y la vacunación son indispensables para poder llegar a la normalidad. En ese sentido, apelaría a la responsabilidad de los ciudadanos en cuanto a las medidas que tomen. Habernos vacunado ha hecho que la sexta ola no haya sido tan grave como hubiera sido antes y que la presión hospitalaria sea hoy menor.

Es cierto, sí…

En esa misma línea, añadiría que los empresarios y los restauradores están haciendo las cosas muy bien en todo lo relativo a las medidas de prevención. Los contagios vienen, por tanto, de la gente que no hace lo que toca. Por último, señalaría que lo que nos preocupa más ahora es que con esta sexta ola hay muchas empresas que están teniendo numerosos trabajadores de baja, que es algo que afecta a la producción, pero espero que pronto se solvente esta situación y volvamos a la normalidad.

Lee la noticia en mallorcadiario.com