CatalanEnglishGermanSpanish

“El acceso y el déficit de vivienda en Baleares debe solucionarse con el diálogo público-privado”

  • La presidenta de CAEB, Carmen Planas, ha inaugurado la jornada ‘Apuntes sobre actualidad del sector Inmobiliario y de la Construcción en Baleares’ celebrada hoy en la sede de la patronal de la mano de KPMG
  • Sandra Verger (Asociación de Constructores): “Limitar el acceso al no residente no es la solución a la falta de vivienda. Es una propuesta inviable que va en contra de los principios básicos de la Unión Europea de libre circulación de personas y capital”
  • Francisco Albertí (KPMG): “Los no residentes también son nacionales que vienen de la Península como médicos, policías, etc. que deben poder acceder a la vivienda aquí, donde tenemos problemas de mano de obra”
  • Bienvenida Jornada KPMG actualidad sector Inmobiliario y de la Construcción (Carmen Planas)

 

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), Carmen Planas, ha presentado esta mañana charla-coloquio ‘Apuntes sobre actualidad del sector Inmobiliario y de la Construcción en Baleares’ organizada por KPMG, donde todos los protagonistas han concluido que “limitar el acceso al no residente no es la solución ante la grave situación de falta de vivienda y su encarecimiento en las Islas. Propuestas o debates de este tipo ahuyentan la inversión”, asegura Planas.

El sector inmobiliario supone el 20% de nuestro PIB, el segundo por detrás del turismo, incluyendo la parte que aporta la Construcción. Frente al problema de falta de vivienda y el encarecimiento de ésta que viene padeciendo “desde hace años” la Comunidad Autónoma balear, Planas ha recordado que “tenemos, cada vez más, una demanda muy superior a la oferta en todos los segmentos y tipologías. Es un problema de difícil solución que requiere de medidas de calado, no improvisadas, porque el sector inmobiliario de estas Islas sigue siendo enormemente atractivo para los no residentes (extranjeros y nacionales), que ven oportunidades tanto de negocio como de segundas o primeras residencias”.

En este sentido, añade que “limitar la compra de viviendas a no residentes o gente que lleva menos de 5 años viviendo aquí, un debate abierto esta semana en el Parlament, no ataja el problema de nuestro mercado inmobiliario. Las soluciones son otras y deben ser consensuadas entre el Govern y el resto de los actores implicados”.

El socio-responsable de KPMG en Baleares, Francisco Albertí, ha añadido al respecto que la falta de vivienda en Baleares “merece un debate profundo para buscar soluciones habitacionales como son la agilización de la normativa para que constructores y promotores hagan promociones de vivienda asequible a la que los habitantes locales que no tienen medios o ayudas tengan acceso. Es necesario un diálogo público-privado”.

En opinión de Albertí, la solución al problema de acceso a la vivienda “no es prohibir la compra a los no residentes, ya que éstos también son los nacionales que vienen de la Península como médicos, policías, etc. que deben poder acceder a la vivienda en Baleares, donde tenemos problemas de mano de obra. También los esperados fondos europeos incluyen ayudas a la regeneración urbana, rehabilitación de viviendas y, además, necesitamos un marco legal que aumente el número de vivienda de protección oficial o vivienda tasada de promoción privada con unos precios que sean rentables”.

Por su parte, la directora general de la Asociación de Constructores de Baleares, Sandra Verger, ha afirmado que se trata de “una propuesta inviable que va en contra de los principios básicos de la Unión Europea de libre circulación de personas y capital, y no soluciona el problema de vivienda en Baleares. Aquí si se ha incrementado tanto el precio es por lo poco que se ha construido. Antes del boom inmobiliario (2008) se construían 7 u 8.000 viviendas al año; en los últimos años sólo alrededor de 3.000 al año. Si hay poca oferta y mucha demanda, los precios suben”.

Este tipo de medidas “no ayudan a construir vivienda asequible. El precio de la vivienda se ha incrementado en los últimos años entorno a un 50% pese a las medias y limitaciones promovidas desde la Administración. Limitar la compra por parte de no residentes provocará el mismo efecto, no es la solución”. Para Verger, la solución “es construir vivienda asequible en suelo ya urbano, concentrado mayoritariamente en Palma y Calvià, que está pendiente de planes generales en revisión, que se tienen que aprobar y que pueden tardar 10-15 años en empezar a construir. Se tienen que agilizar los trámites. Otra solución es incrementar alturas, densidades… tenemos territorio limitado, pero hay otras opciones para no consumir más”.

 

Sector puntero, creador de empleo

La presidenta de CAEB, Carmen Planas, ha defendido que la Construcción es “uno de los sectores punteros de nuestro tejido empresarial, clave, además, en una geografía limitada donde el consumo de territorio está muy condicionado y donde la sostenibilidad es un objetivo ya irrenunciable. Un sector que tira del empleo y que, además, ha sido el primero en las Islas en recuperar completamente el agujero económico que dejó la pandemia”.

Planas ha recordado también que entre los problemas que afectan al sector está “la subida de los precios de los materiales de construcción por culpa de la inflación, que ha afectado y está afectando a todo el tejido empresarial”. Ante esta situación, la indemnización que el Govern ha aprobado para que las empresas constructoras puedan seguir asumiendo obras públicas sin que queden desiertas, “enderezará parcialmente la situación. Esta ayuda no compensará la totalidad de los sobrecostes, pero ayudará a la supervivencia de las empresas que llevan más de un año soportando la escalada de precios e incluso trabajando con pérdidas”.

Desde CAEB “insistimos en poner en valor los aspectos que nos hacen competitivos, que hacen de nuestras Islas una región atractiva y que generan indirectamente otras vías de negocio a su alrededor para muchas empresas y familias. Es fundamental diversificar, dar mayor valor el resto del tejido empresarial que trabaja y genera riqueza y empleo de forma paralela, de la mano del turismo, como es el caso de la construcción y el sector inmobiliario”, ha añadido Planas.

En la jornada organizada por KPMG en colaboración con CAEB han participado el presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Baleares (PROINBA), Luis Martín; el director insular de Urbanismo del Consell de Mallorca, Luis Corral; la directora general de la Asociación de Constructores de Baleares, Sandra Verger; el responsable del área Fiscal de KPMG en Baleares, Javier del Hoyo; el presidente de Asociación Balear Inmobiliaria Nacional e Internacional (ABINI), Hans Lenz; el presidente de Associació Balear de Serveis Inmobiliaris (ABSI), Fernando Valentín, y el decano del Colegio de Arquitectos de Baleares, Bernat Nadal.