La tasa de paro sube al 10,9% en Baleares en el cuarto trimestre del año, según datos de la EPA, acercándose a la media nacional (12,9%)

  • Los datos de la EPA “confirman la ralentización común en toda España y que también se refleja en las Islas al término de la pasada temporada”, asegura la presidenta de CAEB, Carmen Planas

 

La tasa de paro en Illes Balears se sitúa en el 10,9%, según los datos conocidos hoy de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al cuarto trimestre de 2022 (5,8% 3er trim.), lo que supone una reducción del -27% respecto al mismo periodo del 2021. “La tasa de paro en Baleares, según la EPA, se aproxima a la media nacional (12,9%), confirmando la ralentización común al resto de España y que también se refleja en las Islas al término de la pasada temporada”, señala la presidenta de CAEB, Carmen Planas.

En estos momentos en las Islas hay 69.900 personas desempleadas, según la EPA. Por sectores productivos los que más disminuyen el número de personas sin empleo en el Archipiélago son la Industria (-87,3%), seguido de la Construcción (-35%), mientras que el sector Servicios solo reduce un -2,4%.

Por otro lado, las personas ocupadas en el Archipiélago balear se incrementan en un 6,3% mientras que en España lo hace con menor intensidad (1,4%). En Baleares hay 570.800 personas trabajando.

La presidenta de la patronal balear insiste en la “cautela” por la “incertidumbre que genera la situación geopolítica y la desaceleración que atraviesan las economías de los principales mercados emisores de Baleares (Alemania y Reino Unido). Además, la elevada inflación también “ha restado rentabilidad a las empresas, también las turísticas, especialmente por el encarecimiento de la energía y de la mayor parte de los materiales”, añade Planas. Esta menor rentabilidad que se nota especialmente en sectores como el Comercio o la Restauración, que están a la expectativa del comienzo de la nueva temporada tras el final de la anterior y de la campaña navideña.

Planas recuerda que “tocan meses duros hasta el inicio de la próxima temporada, aunque el objetivo principal de las empresas es mantener el empleo y retener el talento para empezar una temporada ya normalizada 3 años después en las mejores condiciones posibles”.

Anterior EPA, tercer trimestre 2022: La tasa de paro se sitúa en el 5,8% en Baleares en el tercer trimestre del año, según datos de la EPA, frente al 12,7% nacional

Baleares cierra 2022 manteniendo la bajada del paro en diciembre (-36%), pero sigue reduciendo la firma de nuevos contratos (-13%)

  • El mes pasado se firmaron 18.854 nuevos contratos en las Islas, un valor que cae por tercer mes consecutivo desde el final del verano. El 54% de éstos fueron indefinidos, frente al 39% de la media nacional
  • Planas recuerda que “el empuje del empleo no oculta que seguimos por debajo de la actividad prepandémica” y que “la inflación y la subida de tipos de interés están provocando serios ajustes en familias y empresas”

 

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), Carmen Planas, ha valorado las cifras de afiliación a la Seguridad Social, paro y contratación presentadas hoy por el Gobierno correspondientes a diciembre de 2022 donde se mantiene la reducción anual del paro en Baleares (-36%), frente al -8,6% de media nacional. No obstante, la firma de nuevos contratos sigue cayendo (-13%, se firmaron 18.854), un valor que baja por tercer mes consecutivo.

La reducción del paro en Balears deja en 35.851 los desempleados en las Islas frente a los 55.974 del mismo periodo del año anterior. El sector Servicios (-38,3%), el Primario (-33,6%) y la Construcción (-33,5%) lideran el descenso. La presidenta de CAEB destaca que, en Baleares, el 54% de los contratos nuevos son indefinidos por el 46% de temporales, justo a la inversa que la media nacional (39% de indefinidos), “gracias al empuje y fortaleza de las empresas de Baleares”.

La afiliación a la Seguridad Social se incrementa un 4% en Baleares, que queda superada por Canarias en el aumento del número de personas empleadas (5,25%) pero por encima de la media nacional (2,38%). En total, 458.020 personas están trabajando en las Islas.

Planas señala que “el empuje del empleo no oculta que seguimos por debajo de la actividad económica prepandémica”, como señaló el último informe de coyuntura económica de la patronal, y que “la inflación y la subida de los tipos de interés están provocando serios ajustes en familias y empresas”. Para finalizar, la presidenta de la patronal balear recuerda que la previsión de crecimiento para España se rebajó al 1,3% para este 2023, y que la OCDE prevé recesión en Reino Unido y Alemania, por lo que se “mantiene la preocupación a nivel empresarial que afronta el invierno con una inflación del 5,8%”.

  • Escucha las valoraciones de la presidenta de CAEB, Carmen Planas:

La economía de Balears ralentiza su crecimiento (10,9%) y la elevada inflación impide alcanzar los niveles prepandémicos

  • El menor avance experimentado durante los meses de julio a septiembre respecto al trimestre anterior (14,1%) es insuficiente para reducir el agujero provocado por la crisis sanitaria, que se amplía al -7,4% respecto a 2019
  • Tras el primer verano sin restricciones y con una facturación al alza, la subida de precios ha reducido la rentabilidad empresarial
  • “Las correcciones a la baja del crecimiento de España para 2023, el deterioro de las principales economías europeas y la subida de los tipos de interés nos hacen ser cautos sobre la evolución de los próximos meses”, advierte Planas

 

La Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB) ha hecho público en el día de hoy el informe ‘Evolución Económica’ correspondiente al tercer trimestre de 2022, que señala que la economía de Balears experimentó un crecimiento real del 10,9%. Esta tasa recorte 3,2 puntos porcentuales la estimación del trimestre anterior (14,1%), casi 4 puntos en comparación con el mismo trimestre de 2021 (14,7%) y amplia, por primera vez, el diferencial que sigue separando Balears de los niveles de actividad prepandemia (-7,4% vs -7,1%, 2º trim).

La economía balear se mimetiza, así, con la moderación de la actividad que también han puesto de manifiesto otras economías de referencia durante el tercer trimestre. Así, la economía española ha reducido a casi la mitad el ritmo de ascenso (3,8% vs 6,8%, 2º trim.), en un contexto en el que la desaceleración de la senda de crecimiento se ha dejado sentir también sobre las principales economías europeas, como Alemania (1,3% vs 1,7%, 2º trim.), Francia (1,0% vs 4,2%, 2º trim.) o Italia (2,6% vs 5%, 2º trim.).

 

Territorialmente, la tendencia a la desaceleración ha sido especialmente acusada en Eivissa y Formentera (13,2% vs 21,2%, 2º trim.), una tónica que no ha impedido que la economía pitusa haya continuado liderando, por quinto trimestre consecutivo, el crecimiento regional por delante de Menorca (11,0% vs 14,2%, 2º trim.) y Mallorca (10,5% vs 13,1%, 2º trim.). Con todo, a pesar de este mejor comportamiento, la economía pitiusa sigue siendo la más alejada de los niveles de actividad prepandemia (-7,7%), claramente por encima de Mallorca (-7,1%) y, principalmente, de Menorca (-5,7%).

Desde la óptica de la oferta, la economía balear ha moderado durante el tercer trimestre la senda de crecimiento debido principalmente a los riesgos que emanan de un contexto internacional altamente tensionado en muchos mercados. De hecho, durante el tercer trimestre, el sector servicios ha registrado un avance real del 11,8% (vs 15,5%, 2º trim.) y ha aprovechado la primera temporada de verano sin restricciones para impulsar la facturación por encima de los niveles pre-COVID. Sin embargo, el escenario de elevada inflación y de progresivo aumento de los costes financieros ha impedido que este buen comportamiento haya tenido una traducción equivalente en términos de rentabilidad.

No ha sido el caso de la industria, que ha conseguido dar continuidad a la ‘etapa de normalización’ a pesar de que la tasa de crecimiento real se ha moderado hasta el 6,5% (vs 7,8%, 2º trim.), claramente afectada por el estrangulamiento de las cadenas globales de suministros y el encarecimiento de los precios energéticos. Al mismo tiempo, la construcción ha anotado en el tercer trimestre un incremento del 5,4% (vs 5,6%, 2º trim.) y ha confirmado haber culminado con éxito la ‘etapa de normalización’ de los niveles pre-COVID.

En sintonía con la moderación de la actividad, el empleo ha recortado también el ritmo de creación de nuevos puestos de trabajo durante el tercer trimestre (9,8% vs 19,4%, 2º trim.), si bien ha seguido mostrando un mayor dinamismo que en el ámbito nacional (3,5% vs 5,0%, 2º trim.). De hecho, el número total de trabajadores afiliados a la Seguridad Social ha alcanzado un nuevo máximo histórico a finales del mes de julio ─cifrado en 608.132 trabajadores─ y se ha mantenido, por cuarto trimestre consecutivo, por encima de los niveles previos a la pandemia (+2,8%). Como consecuencia de ello, el desempleo ha rebajado su incidencia hasta el 5,6% de la población activa (vs 6,3%, 2º trim.), un porcentaje que no solo se ha mantenido nuevamente por debajo de la media nacional (12,6% vs 12,7%, 2º trim.) sino que se ha erigido en la tasa de paro más reducida de los últimos 16 años.

El favorable balance laboral no ha sido suficiente para sostener la senda de crecimiento del consumo privado, pues este ha anotado un incremento real del 9,8%, claramente alejado del ritmo de avance del trimestre anterior (13,0%). Desde esta perspectiva, el gasto de las familias ha sufrido el envite de una espiral inflacionista sin precedentes —disparada hasta el 10,7% durante el mes de agosto— que, no solo ha erosionado su poder adquisitivo, sino que ha acabado incidiendo también en su propensión marginal al consumo. Una circunstancia a la que no ha sido ajena el consumo de los no residentes, que se ha vuelto a situar por debajo de los niveles prepandemia (-3,0%) a pesar de la progresiva recuperación de los flujos internacionales de visitantes.

En este contexto, la inversión ha avanzado entre los meses de julio y septiembre a un ritmo real del 7,3% y se ha postulado como el único componente de la demanda que ha ampliado la aportación positiva respecto del trimestre anterior (6,9%).

La lucha contra la inflación lastra las previsiones de crecimiento

Una vez cerrado el tercer trimestre y confirmados los primeros indicios de la entrada en una fase de menor crecimiento, la cuestión clave reside en determinar la magnitud de la corrección que experimentarán el crecimiento y el empleo durante los próximos meses como consecuencia del ‘proceso de ajuste’ que las políticas de control de la inflación llevan implícito. Los precios han continuado al alza durante los meses de octubre y noviembre no solo en Balears (7,3% y 6,3%, respectivamente), sino también a escala nacional (7,3% y 6,8%, respectivamente) y europea (11,5% y 11,1%, respectivamente).

Sin duda, las tensiones que el encarecimiento de los precios finales ha provocado desde principios de año y el incremento de la factura de capital de familias y empresas —consecuencia del proceso de subidas en los tipos de interés oficiales por parte de las principales autoridades monetarias—, provocarán, inevitablemente un deterioro en la economía en los próximos trimestres. Así, lo recoge el Fondo Monetario Internacional en su último informe de octubre, tras recortar, nuevamente, sus previsiones de crecimiento para el conjunto de la economía mundial (2,7%; -0,2pp, julio) y, de forma principalmente acusada, para las economías más avanzadas (1,1%; -0,4pp, julio), incluida España (1,2%; -0,8pp, julio).

 

 

DESCARGAR EL INFORME DE EVOLUCIÓN ECONÓMICA  – DICIEMBRE 2022

Baleares acelera la reducción del paro (-36,8%) en noviembre, pero reduce por segundo mes consecutivo la firma de nuevos contratos

  • El mes pasado se firmaron 25.945 nuevos contratos en las Islas, -13,8% respecto al año anterior, un valor que cae desde el final del verano
  • Carmen Planas asegura que “las cifras denotan ya el final de temporada y confirman los signos de ralentización que preocupan a nivel empresarial”
 

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), Carmen Planas, ha valorado las cifras de afiliación a la Seguridad Social, paro y contratación presentadas hoy por el Gobierno correspondientes a noviembre de 2022 donde se mantiene la reducción anual del paro en Baleares (-36,8%), cuatro veces más que la media nacional (-9,5%). No obstante, la firma de nuevos contratos vuelve a caer un -13,8% (se firmaron 25.945), un valor que se estancó en septiembre y que se reduce por segundo mes consecutivo.

La reducción del paro en Balears deja en 36.487 los desempleados en las Islas frente a los 57.710 del mismo periodo del año anterior. El sector Servicios (-39,6%), el Primario (-34,5%) y la Construcción (-31,5%) lideran el descenso.

La afiliación a la Seguridad Social se incrementa un 4,7% en Baleares, que queda superada por Canarias en el aumento del número de personas empleadas (5,5%) pero dobla la media nacional (2,7%). En total, 477.394 personas están trabajando actualmente en las Islas.

Planas señala que “el mes de noviembre constata el final de la temporada turística, alargada este año tras un mes de octubre muy bueno. Los signos de ralentización que empezaron a notificarse en septiembre siguen confirmándose de cara al invierno”. La caída de la contratación “mantiene la preocupación a nivel empresarial que afronta un invierno incierto” con una inflación “en el 6,8% que acabará el año muy alta, por encima de lo previsto”.

La presidenta de la patronal recuerda que la Comisión Europea ha rebajado hasta el 1 % la previsión de crecimiento para España en 2023, prácticamente la mitad de la del Gobierno (2,1%) y que las Islas “aún no ha recuperado los niveles de actividad económica prepandémicos”.

Baleares acelera la reducción del paro (-32,8%) en el mes de octubre, pero reduce (-16%) la firma de nuevos contratos

  • El mes pasado se firmaron 28.670 nuevos contratos en las Islas, un -16% menos que hace un año, un valor que empezó su caída ya en septiembre
  • Carmen Planas insiste en que “hemos vivido un mes de octubre muy bueno, con mucha ocupación”, pero “ya hay signos de ralentización que confirman la preocupación de cara a los dos próximos trimestres”

 

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), Carmen Planas, ha valorado las cifras de afiliación a la Seguridad Social, paro y contratación presentadas hoy por el Gobierno correspondientes a octubre de 2022 donde se acelera la reducción anual del paro en Baleares (-32,8%), el triple que la media nacional (-10,5%). No obstante, la firma de nuevos contratos se reduce un -16% (se firmaron 28.680), un valor que se estancó en septiembre y que se reduce de forma casi a la par que la media nacional (-19,5%).  Cabe señalar que, de los 28.680 nuevos contratos, 16.628 fueron indefinidos y 12.052 temporales.

La reducción del paro en Balears deja en 34.900 los desempleados en las Islas frente a los 51.939 del mismo periodo del año anterior. El sector Servicios (-35,4%), el Primario (-31,4%) y la Construcción (-29,3%) lideran el descenso.

La afiliación a la Seguridad Social en Baleares se incrementa un 8,4%, siendo la Comunidad Autónoma que más incrementa el número de personas empleadas, casi el triple que la media nacional (3%). En total, 557.781 personas están trabajando actualmente en las Islas.

Carmen Planas señala que “hemos vivido un mes de octubre muy bueno, con mucha ocupación en todas las Islas, aprovechando un clima caluroso para estas fechas, pero ya tenemos signos de ralentización que empezaron a notificarse el mes pasado. La caída de la contratación “confirma la preocupación empresarial de cara a los dos próximos trimestres”.

Además, la presidenta de la patrona insiste en que la actividad económica en las Islas “aún no ha recuperado los niveles de actividad económica prepandémicos, estamos un -7% por debajo del PIB de 2019”.

La tasa de paro se sitúa en el 5,8% en Baleares en el tercer trimestre del año, según datos de la EPA, frente al 12,7% nacional

La tasa de paro en Illes Balears se sitúa en el 5,8%, según los datos conocidos hoy de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al tercer trimestre de 2022, lo que supone una reducción del -45,2% respecto al mismo periodo del 2021. “Baleares tiene la mitad de la tasa de paro que la media nacional -12,7%-, pero debido a nuestra dependencia del sector Servicios la situación de los próximos meses preocupa mucho entre el tejido empresarial”, ha señalado la presidenta de CAEB, Carmen Planas.

En estos momentos en las Islas hay 40.200 personas desempleadas, según la EPA. Por sectores productivos los que más disminuyen el número de personas sin empleo en el Archipiélago son la Agricultura (-76,9%), la Construcción (-51,5%) y el sector Servicios (-8%).

Por otro lado, las personas ocupadas en el Archipiélago balear se incrementan en un 7,2% mientras que en España lo hace con menor intensidad (2,6%). En Baleares hay 654.100 personas trabajando.

La presidenta de la patronal balear destaca asimismo la “responsabilidad” y “el empeño” de las empresas de Baleares por mantener y seguir generando empleo, pese a que “la rentabilidad de esta temporada no ha sido la misma que antes de la pandemia. Muchas empresas han perdido o están perdiendo márgenes de productividad debido, principalmente, a la alta inflación y las consecuencias del conflicto en Ucrania”, recuerda Planas.

Baleares mantiene la reducción del paro (-25,2%) en la recta final de la temporada alta, aunque se estanca la firma de nuevos contratos

  • El mes pasado se firmaron 35.396 nuevos contratos en las Islas, un 0,7% más que hace un año, mientras en el conjunto de España ya desciende un -13,6%
  • Carmen Planas insiste “en las previsiones preocupantes de cara al otoño, podríamos estar ante los primeros signos de ralentización”

 

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), Carmen Planas, ha valorado las cifras de afiliación a la Seguridad Social, paro y contratación presentadas hoy por el Gobierno correspondientes a septiembre de 2022 donde se mantiene la reducción anual del paro en Baleares (-25,2%), más del doble que la media nacional (-9,7%). No obstante, el pasado mes se estancó la firma de nuevos contratos (se firmaron 35.396), quedándose en el 0,7% de aumento interanual. A nivel nacional los nuevos contratos se reducen un -13,6%.  Cabe señalar que, de los 35.396 nuevos contratos, 21.793 fueron indefinidos y 13.603 temporales.

La reducción del paro en Balears deja en 36.854 los desempleados en las Islas frente a los 49.286 del mismo periodo del año anterior. La Construcción (-30,5%) y el sector Servicios e Industrial (-24,5%) siguen liderando el descenso.

La afiliación a la Seguridad Social en Baleares se incrementa un 8,9%, siendo la Comunidad Autónoma que más incrementa el número de personas empleadas, casi el triple que la media nacional (3,3%). En total, 591.408 personas están trabajando actualmente en las Islas.

Carmen Planas insiste en que la actividad económica en las Islas “aún no ha recuperado los niveles de actividad económica prepandémicos, estamos un -7% por debajo de 2019. Las previsiones siguen siendo preocupantes, el Gobierno ha vuelto a corregir a la baja el crecimiento para 2023 (6 décimas) y en Baleares podríamos estar viendo los primeros signos de ralentización”.

  • Escucha las valoraciones de la presidenta de CAEB, Carmen Planas:

La economía de Balears mantiene su crecimiento (14,1%) pero sigue un -7,1% por debajo de los niveles de actividad prepandémicos

  • Balears da continuidad durante el segundo trimestre de 2022 al avance del 13,9% registrado en el primer trimestre del año
  • En el inicio de la primera temporada estival de la ‘nueva normalidad’, las Islas mantienen su aceleración gracias al empuje de la economía pitiusa
  • “Las principales economías europeas como Alemania, Francia e Italia ya han empezado a desacelerarse afectadas por la espiral inflacionista y la incertidumbre que provoca el conflicto bélico en Ucrania”, advierte Planas

 

La Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB) ha hecho público en el día de hoy el informe ‘Evolución Económica’ correspondiente al segundo trimestre de 2022, que señala que la economía de Balears experimentó un crecimiento real del 14,1%. Esta tasa añade 0,2 puntos porcentuales a la interanual del trimestre anterior y consigue rebajar un poco más el ‘agujero’ prepandemia acumulado respecto de 2019 (-7,1% vs -9,1%, 1º trim.).

Con todo, la aceleración del crecimiento interanual ha moderado su intensidad en este último trimestre, tal y como ha hecho también la economía española, que ha repetido el ritmo de avance del trimestre anterior (6,3%). Todo ello sucede en un contexto en el que “las principales economías europeas, que ya han normalizado por completo sus niveles prepandemia, han empezado a desacelerarse”, advierte la presidenta de CAEB, Carmen Planas. Este es el caso de Alemania (1,7% vs 3,5%, 1º trim.), Francia (4,2% vs 4,7%, 1º trim.) e Italia (4,7% vs 6,3%, 1º trim.), afectadas por condicionantes globales como son la espiral inflacionista y la incertidumbre que provoca el prolongado conflicto bélico en Ucrania.

El comportamiento de la economía balear del segundo trimestre responde, insularmente, a la aceleración experimentada en Menorca (14,2% vs 12,4%, 1º trim.) y, sobre todo, Eivissa-Formentera (21,2% vs 15,2%, 1º trim.), pues Mallorca ha rebajado su ritmo de avance (13,1% vs 14%, 1º trim.). El mejor comportamiento de la economía pitiusa, apoyado en su marcada especialización turística, no ha sido suficiente para evitar mantenerse, aún, como la más alejada de recuperar los niveles de actividad prepandemia (-7,4%), por encima de Mallorca  (-6,8%) y, especialmente, de Menorca (-5,6%).

Desde el punto de vista de la oferta, la aceleración se ha producido en, una mayor o menor medida, en los distintos sectores no agrarios de la economía balear. Concretamente, los servicios han registrado un incremento del 15,5% durante el segundo trimestre (vs 15,4%, 1º trim.) de acuerdo con la reactivación de los flujos turísticos internacionales desde el inicio de la campaña de Pascua. Y es que la llegada de turistas ha alcanzado los 5,62 millones en el segundo trimestre del año, cifra que multiplica por 3,5 la del año anterior y que, además, supera por primera vez la contabilizada en 2019 (+0,3% vs -26,2%, 1º trim.).

Al mismo tiempo, la industria ha anotado la aceleración más intensa, del 7,8% (vs 6,1%, 1º trim.), muestra de una paulatina recuperación que ha reflejado el repunte del índice de producción industrial (29,6% vs 12,2%, 1º trim.), por primera vez en niveles que superan el umbral prepandemia (+0,5% vs -7,5%, 1º trim.). Sin embargo, la construcción se ha erigido en el primer sector de la economía balear en normalizar su actividad y alcanzar el ecuador del año con un ‘agujero’ positivo del +0,7% (vs -4,1%, 1º trim.) respecto al año previo al inicio de la pandemia. Este resultado viene dado tras el incremento del 5,6% en el segundo trimestre (vs 4,4%, 1º trim.), periodo en el que el incremento del valor de liquidación de las obras acumulado en los meses de abril y mayo (25,8%) ha respondido tanto al aumento de edificaciones (8,2%) como, especialmente, a su valor medio (16,3%).

En sintonía con la mejora de la actividad, el empleo ha avanzado, nuevamente, a una tasa de dos dígitos (19,4% vs 8,8%, 1º trim.), de acuerdo con el empuje de los meses de abril (24,8%) y mayo (22,1%), particularmente, en el sector servicios (30% y 26,4%, respectivamente).

Esta dinámica laboral ha permitido, en parte, sostener la trayectoria ascendente del consumo privado en el segundo cuarto del año, que ha anotado un ascenso del 13% y no ha evitado desacelerar el ritmo de avance del trimestre anterior (13,3%). Todo en un contexto en el que la recuperación del gasto de los no residentes –que ha cuatriplicado el balance trimestral de un año atrás– ha convivido con nuevas alzas del IPC (8,6% vs 7,7%, 1º trim.) que han seguido afectando a la cesta de bienes de compra frecuente (11,3% vs 11,4%, 1º trim.).

La presión que los precios energéticos, así como de diversas materias primas, ha estado ejerciendo sobre las estructuras de coste no ha impedido que la inversión haya efectuado un nuevo esfuerzo frente a la progresiva normalización de la actividad.

Inflación, subidas de tipos y tensiones nublan las perspectivas post-verano

Balears está transitando la temporada estival con unos niveles de actividad que dejan atrás el parón provocado por la pandemia. De acuerdo con los indicadores hoy disponibles, parece ser que la normalización de los volúmenes ha sido la tónica, con una afluencia de visitantes que en julio ha superado los 2,8 millones y, por tanto, la cifra registrada en el mismo mes de 2019 (+0,8%).

Sin embargo, al cierre del balance de la temporada alta, las decisiones de consumo e inversión de los actores de las Islas no podrán evitar someterse a los principales riesgos a la baja que subyacen a un contexto global de tensiones e incertidumbres. Buena parte de estos ya se han podido recoger a lo largo del verano, bien a través del alza de la inflación –en el 10,7% en Baleares en agosto-, bien a través del cambio de tono de la política de la autoridad monetaria europea –con los tipos oficiales desde el 8 de septiembre en niveles inéditos en la última década (1,25%-1,75%) y pendientes de nuevos incrementos antes que finalice el año.

Baleares sigue reduciendo el paro (-26,4%) en plena temporada y encabeza la subida de la afiliación a la Seguridad Social (9,8%)

  • El mes pasado se firmaron 37.653 nuevos contratos, un 5,3% más que hace un año, frente al descenso del conjunto de España (-8,8%)
  • Carmen Planas reitera que las Islas siguen “a rebufo de una gran temporada turística a nivel de visitantes y ocupación”, pero advierte que las previsiones “de cara al otoño siguen siendo muy preocupantes”

 

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), Carmen Planas, ha valorado las cifras de afiliación a la Seguridad Social, paro y contratación presentadas hoy por el Gobierno correspondientes al mes de agosto de 2022 donde se mantiene la reducción del paro en Baleares (-26,4%), más del doble que la media nacional (-12,3%). La reducción del paro en Balears deja en 35.758 los desempleados en las Islas frente a los 48.599 del mismo periodo del año anterior. La Construcción (-31,7%) y el sector Primario (-28,3%) siguen liderando el descenso.

La afiliación a la Seguridad Social en Baleares se incrementa un 9,8%, siendo la Comunidad Autónoma que más incrementa el número de personas empleadas, más del doble que la media nacional (3,5%). En total, 606.422 personas están trabajando actualmente en las Islas.

Por su parte, el pasado mes se firmaron en la Islas 37.653 nuevos contratos, lo que supone un aumento interanual del 5,3%. A nivel nacional los nuevos contratos se reducen un -8,8%.  Cabe señalar que, de los 37.653 nuevos contratos, 23.628 fueron indefinidos y 14.025 temporales.

Planas insiste en que la actividad económica en las Islas “aún no ha recuperado los niveles prepandémicos, si bien seguimos a rebufo de una gran temporada turística a nivel de visitantes y ocupación”. No obstante, advierte, todas las previsiones “de cara al otoño siguen siendo muy preocupantes. La inflación se ha estancado en las dos cifras y los problemas derivados del prolongado conflicto en Ucrania siguen generando gran incertidumbre empresarial. Hoy hemos comprobado que a nivel nacional las cifras del paro no son buenas. Nos preocupa la evolución de los próximos meses”.

La reducción del paro en Baleares (-33,7%) sigue doblando la media nacional en julio

  • El número de afiliados a la Seguridad Social se incrementa un 11,1%, casi tres veces más que en el conjunto del España (3,8%)
  • La presidenta de CAEB, Carmen Planas, reitera que las Islas siguen “un 9% por debajo de los niveles de actividad prepandemia”
 

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), Carmen Planas, ha valorado las cifras de afiliación a la Seguridad Social, paro y contratación presentadas hoy por el Gobierno correspondientes al mes de julio de 2022 donde se mantiene la reducción del paro en Baleares (-33,7%), más del doble que la media nacional (-15,6%). La reducción del paro en Balears deja en 35.006 los desempleados frente a los 52.835 de julio del año anterior. La Construcción (-35,4%) y el sector Primario (-34,7%) lideran este descenso.

El pasado mes se firmaron en la Islas 51.284 nuevos contratos frente a los 53.229 de hace un año, lo que supone un descenso interanual del -3,7%. A nivel nacional los nuevos contratos se reducen un -9,94%.  En este sentido, Planas advierte que, “por primera vez en año y medio, el número de nuevos contratos se reduce en las Islas” hasta un -3,7% respecto al mismo periodo de hace un año. Una situación que no se producía desde marzo de 2021.

La afiliación a la Seguridad Social crece en Balears un 11,1% frente al 3,8% de media nacional. En total, 606.647 personas están trabajando actualmente en las Islas. Finalmente, señalar que el 68% de las nuevas contrataciones en las Islas fueron indefinidas.

Además, como viene reiterando los últimos meses, Planas ha insistido en que la actividad económica en las Islas “sigue 9 puntos porcentuales por debajo de los niveles prepandémicos. Seguimos recuperándonos del enorme agujero causado por la COVID-19 porque fuimos la CCAA que más cayó en 2020 del conjunto de España”. El conflicto en Ucrania y la desbocada inflación son “elementos de gran incertidumbre empresarial”.

Escucha la valoración de la presidenta de CAEB, Carmen Planas: