Bienvenida Jornada ‘Vigilancia de la salud’

¡Muy buenos días a todos!

Bienvenidos a esta primera jornada empresarial que organizamos junto a la Conselleria de Empresa, Empleo y Energía del Govern balear, bajo el título:

‘VIGILANCIA DE LA SALUD. REFLEXIONES SOBRE EL MODELO ACTUAL Y DESAFÍOS’

Sin duda, hoy vamos a tratar en la casa de los empresarios un tema de vital importancia, la salud, no sólo a nivel personal sino en este caso dentro del entorno laboral y colectivo cuya relevancia queda de manifiesto con la gran asistencia que hoy tenemos y que llena este Salón de actos. Esta importante jornada abre el nuevo ciclo de sesiones que iniciamos como parte del `Programa de Promoción, sensibilización e información sobre el modelo de empresa segura y saludable y fomento de estrategias para la salud mental en las organizaciones´, que cuenta con la financiación del Instituto Balear de Seguridad y Salud Laboral.

Como siempre hemos hecho y defendido, desde CAEB seguimos apostando fuertemente por el fomento de la seguridad, salud y bienestar laboral, una prioridad para esta patronal. Las empresas debemos comprometernos firmemente con este objetivo, no sólo para reducir la accidentalidad laboral de Baleares, sino también para mejorar nuestra productividad y competitividad. Sabemos que las organizaciones que dirigen su gestión hacia el modelo de ‘empresa saludable’, prestando atención a la salud física, emocional y mental de las personas trabajadoras, se convierten en escenarios de bienestar laboral, rentabilidad y rendimiento y en organizaciones más competitivas y sostenibles.

Todos los que estamos aquí seguro que compartimos la idea de que las personas constituyen el principal capital de las empresas. Como siempre digo, si las personas están bien, las empresas funcionan bien. Pero, os pregunto:

  • ¿Estamos convencidos de ello?
  • Si creemos que es así, ¿estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano para ofrecer unas condiciones de trabajo seguras y saludables?
  • ¿Consideramos la prevención un gasto más que una inversión?
  • ¿Dedicamos recursos necesarios?

Han pasado casi 30 años de la publicación de la Ley 31/1995, de prevención de riesgos laborales y, aunque hemos avanzado mucho, aún tenemos grandes retos por delante, entre ellos alcanzar un cambio cultural como sociedad.

Los índices de siniestralidad laboral y de absentismo evidencian que algo está fallando y nos deben mover a impulsar entre todos un salto cualitativo. El compromiso general de las empresas y de las personas de manera individual, son esenciales para ese cambio. Un cambio de cultura que nos lleve a asumir responsabilidades y obligaciones, y a tomar conciencia de los riesgos, a asumir hábitos de trabajo seguros y a seguir hábitos de vida saludables, a dedicar los recursos necesarios para una prevención eficaz. Para ello debemos potenciar más que nunca la colaboración público-privada y las alianzas entre todos los actores, teniendo siempre como referente la Agenda 2030 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Las organizaciones empresariales estamos implicadas de manera muy activa en la generación de cultura de prevención y salud y en la mejora de las condiciones de trabajo, porque queremos ser un referente en el fomento de la sensibilización, implicación y compromiso de empresarios/as y personas trabajadoras.

Por eso mismo, desde CAEB llevamos más de 20 años trabajando en esta línea y con el programa que desarrollaremos este año queremos seguir contribuyendo activamente a los objetivos de la Estrategia Autonómica de Salud Laboral 2023-2027, más concretamente, a tres de ellos:

  1. La reducción de las lesiones musculoesqueléticas,
  2. la atención a los factores psicosociales
  3. y el impulso a prácticas eficaces para el abordaje de la salud mental en las organizaciones.

Con el ciclo de jornadas que hoy iniciamos perseguimos ser punto de referencia entre las empresas de Baleares para el abordaje de contenidos jurídico-técnicos y aspectos de relevancia en la salud laboral, así como ofrecer un espacio para el debate y la aportación de soluciones. Y la primera de las cuestiones a las que queremos prestar una especial atención es la Vigilancia de la Salud, el escenario actual y los retos que tenemos por delante en esta materia.

La vigilancia de la salud permite conocer los impactos que tiene el trabajo sobre la salud (física, mental y social) de las personas para mejorar las condiciones de dicho trabajo. Tiene una doble finalidad: a nivel individual, permite la detección precoz de daños en la salud de las plantillas, identificar riesgos y corregir conductas y hábitos perjudiciales. A nivel colectivo, permite disponer de una valoración del estado de salud global de los trabajadores, alertar sobre situaciones de riesgo, incorporar el plan de prevención y evaluar su eficacia.

Por tanto, la Medicina del Trabajo es una disciplina fundamental a la que debemos prestar una especial atención, como hoy expondrán los expertos invitados.

Además, debemos entender la Vigilancia de la Salud como una herramienta imprescindible y eficaz en la gestión de las plantillas que juega un papel clave a la hora de evitar, prevenir y detectar enfermedades, así como las lesiones relacionadas con el trabajo, además de mejorar la satisfacción y reducir el absentismo laboral, un absentismo cuya tasa en Baleares alcanzó el 5,6% tras el pasado verano, subiendo medio punto en el último año. El absentismo es, sin duda, un gran problema que preocupa, y mucho, al tejido empresarial de estas Islas.

También hemos de tener presente el envejecimiento de las plantillas, directamente relacionado con una mayor probabilidad de lesionarse o enfermar.

La Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2023-27 tiene especialmente presente a la Medicina del Trabajo y plantea numerosas actuaciones para mejorar:

  • la prevención,
  • identificación,
  • diagnóstico
  • e intervención de los daños a la salud de origen laboral.

Es momento, pues, de revisar los criterios con que contamos para la buena práctica profesional y la calidad de la actividad sanitaria. Espero que esta jornada, en la que vamos a contar con un completo panel de ponentes expertos, os sea de mucho provecho y nos permita poner en marcha alianzas para alcanzar los objetivos que tenemos por delante.

De nuevo, os reitero mi agradecimiento por venir a compartir esta mañana con nosotros ante un tema tan determinante como la salud.

Intervención Asamblea General Extraordinaria CAEB 2023

Buenas tardes a todos,

Bienvenidos a esta Asamblea General ordinaria y extraordinaria de CAEB. Estamos ya en vísperas de Navidad y os agradezco personalmente vuestra asistencia esta tarde para compartir durante los próximos minutos el balance de este 2023 que está terminando.

Sin duda, estamos punto de cerrar un año muy intenso, que se inició lleno de dudas, pero en el que hemos ido sorteando obstáculos hasta finalizarlo con un balance bastante positivo.

Un año marcado por la doble cita electoral:

  • Las Elecciones Autonómicas y Locales, que dieron un vuelco a las principales instituciones d Baleares.
  • Y las posteriores Generales de julio, que lejos de generar estabilidad han dado continuidad a un Gobierno que genera incertidumbre y de difícil pronóstico.

Un año marcado también por la elevada inflación que, aunque lejos del pico histórico alcanzado en el verano de 2022 -recordad que casi llegó al 11%-, ha seguido elevada durante todo este ejercicio, sólo moderándose en la segunda mitad del año. La inflación y la senda alcista de los tipos de interés han influido, sin duda, en las decisiones empresariales a las que os habéis enfrentado todos vosotros y vuestros asociados los últimos doce meses. Finalizaremos 2023 con una inflación superior al 3%, lejos aún del 2% que se marca como objetivo la UE, pero con la previsión de que siga moderándose durante 2024, especialmente la subyacente.

A nivel económico, como a continuación os detallará como siempre nuestro director técnico de la Fundación Impulsa, Toni Riera, el año se cerrará en Baleares con un crecimiento en torno al 3,8%. Las cifras del tercer trimestre, que veremos detalladas a continuación nos permiten confirmar que con un crecimiento del 2,8% de julio a septiembre, impulsados por el sector turístico, Baleares ha conseguido prácticamente cerrar el agujero económico que nos dejó la pandemia. Más de 3 años después, estamos en condiciones de hablar en términos normalizados y de PIB similar al que teníamos en 2019.

Durante el presente ejercicio el buen comportamiento turístico ha vuelto a tirar de nuestra economía. Hemos recuperado cuotas de turistas y reservas prepandemia y lideramos la creación de empleo durante todo el año situándonos en cifras de pleno empleo. No obstante, no podemos olvidar que tenemos un grave problema de productividad y que, por segundo año consecutivo, hemos padecido una situación complicada por la falta de mano de obra cualificada y sin cualificar.

Desde CAEB seguimos señalando a la formación y la innovación como claves para incrementar la productividad empresarial. La transformación digital y energética no se puede demorar más si queremos seguir siendo un destino competitivo, que se sea capaz de diversificar la oferta turística para seguir alargando las temporadas y aumentar la productividad de nuestras empresas.

De cara a 2024, podemos avanzar que seguiremos en la actual senda de desaceleración que está produciéndose a nivel nacional y en parte de Europa. Eso sí, Baleares está en disposición de mantener un comportamiento mejor que el de su entorno gracias a la fortaleza del empleo y el soporte turístico.

Desde CEOE se anticipa una desaceleración para España, que acabará 2023 en el 2,4% y reducirá el crecimiento al 1,4% en 2024. La inflación también se ha moderado este final de 2023, (3,2% en noviembre). Las previsiones apuntan a que continuará bajando en 2024, aunque puede haber algún repunte puntual. Así, se espera que en 2023 la tasa media de inflación se sitúe en torno al 3,5%, cerrando el año unas décimas por encima del 3%. La simplificación administrativa, la reducción de impuestos y de los costes laborales que sufren las empresas, también estarán entre los objetivos de la patronal para el año que viene.

En este contexto de menor inflación, cobra especial relevancia el I Acuerdo Interprofesional para la Negociación Colectiva de Illes Balears al que hemos llegado patronales y sindicatos, dando prioridad a la formación y la competitividad en la negociación de los futuros convenios colectivos, que permita mejorar nuestra productividad. Con personal más formado y cualificado, también se mejora la productividad.

Me gustaría destacar la importancia de este acuerdo, no sólo por el contenido, sino porque demuestra que las empresas y los sindicatos llegan a acuerdos al margen del Gobierno de turno. Algo que debería ser lo normal en una sociedad madura y democrática, aunque demasiadas veces la intromisión de los gobiernos contamina la negociación bipartita entre empresas y trabajadores. Además de la formación de los trabajadores que mejore el déficit de mano de obra que padecemos, entre los restos que tenemos por delante también están el acceso a la vivienda y la mejora de la movilidad, entre otros.

En este sentido, quiero destacar la reciente creación de la Comisión de Circularidad de CAEB, en la que algunos de vosotros participáis, que ha arrancado con un tercio de las asociaciones que formáis CAEB. Espero que el resto se vayan sumando poco a poco. Recuerdo que la Comisión de Economía Circular de la patronal fue aprobada en nuestra última Junta de Gobierno celebrada el pasado septiembre. La nueva Comisión nace con la necesidad, expuesta por varias asociaciones empresariales, de que CAEB lidere un plan de acción transversal que impulse, reivindique y facilite el tránsito de modelos lineales a los modelos circulares. Es, sin duda, la mejor alternativa para hacer frente a la crisis climática y garantizar la competitividad y la sostenibilidad de Baleares.

En el tránsito hacia el sistema turístico circular que estamos promoviendo necesitamos la implicación de todos los sectores, uno sólo no lo va a conseguir.

Permitidme que, en esta Asamblea con la que despedimos el año, me refiera brevemente a la Gala del Empresario que celebramos en Ibiza en octubre. Nuestra octava cita con los premios que reconocen la labor empresarial y/o trayectoria de nuestros empresarios, se celebró por primera vez fuera de Mallorca. Si en 2022 la llevamos hasta Inca, este año hemos dado un paso más, arriesgado pero a la postre muy satisfactorio, para celebrarla en Ibiza. Tenía dudas de ir a Ibiza, lo reconozco, pero el ímpetu, la determinación y el esfuerzo del equipo CAEB me convenció y, una vez más, me habéis sorprendido con un resultado espectacular, inmejorable.

Reunir a más de 400 empresarios, políticos y sociedad en general en el Hotel Grand Palladium supuso un gran reto para el equipo que forma parte de CAEB, el equipo que me rodea. Contar con la mayoría de vosotros y vuestros asociados fue un respaldo enormemente gratificante.

Gracias, una vez más, por vuestro apoyo.

Ya termino.

He dejado para el final la eliminación de las ayudas del Govern aprobadas hoy mismo en el Parlament tras el pacto PP-VOX para el Proyecto de Ley de Presupuestos de Baleares de 2024. Como hemos expresado públicamente, desde CAEB lamentamos la supresión de estas ayudas a las patronales y sindicatos. Son ayudas que nosotros destinamos para financiar proyectos específicos cuyo fin es mejorar la productividad de nuestras empresas y personas trabajadoras. Aunque respetamos la decisión política, hemos manifestado y recordado públicamente que esta casa funciona desde hace 46 años con independencia política y económica. Y así seguiremos trabajando en lo sucesivo en beneficio de las empresas de Baleares.

Decía antes que los acuerdos entre patronales y sindicatos requieren de mesas bipartitas, sin interferencias políticas. No pedimos nada a las Administraciones públicas, simplemente que no nos ponga piedras en el camino y que siga apoyando la colaboración público-privada, esencial para el progreso y el futuro de nuestras empresas y nuestra economía. Seguiremos tendiendo la mano a la Administración porque, con más o menos fondos, estamos seguros de que nuestra labor aglutinadora de los intereses del tejido empresarial balear, sigue siendo tan esencial como el primer día.

Desde nuestra independencia, continuaremos interactuando con las administraciones y defendiendo ante ellas los intereses empresariales. Como os dije en mayo, durante la Asamblea ordinaria, desde CAEB trabajaremos con quien gobierne.

Este 2023 hemos incorporado 2 nuevas asociaciones, que son:

  1. El Gremi de Tintorers i Bugaders de Balears
  2. y la Asociación de Comerciantes Operadores de Máquinas Accionadas por Monedas, cuyo presidente intervendrá esta tarde, así como 6 entidades colaboradoras, entre ellas PWC, NBMedia o CESCE.

También hemos renovado y consolidado acuerdos de colaboración como CEPSA o Monlex. Y hemos dado continuidad a iniciativas como los ciclos de coloquios ‘Circularidad en las pymes’, con el apoyo de Endesa, Tirme y Banco Sabadell, y los premios a la Innovación Empresarial de la mano de Santander, en su séptima edición, o los premios ‘Pyme Saludable’ con Sanitas, en su tercera edición.

Seguimos sumando, no nos detenemos.

Ha sido un año duro, emocionante, de mucho esfuerzo y muchos objetivos. Puedo decir orgullosa que los hemos alcanzado en su gran mayoría. Y todo esto no hubiera sido posible sin vuestro incondicional apoyo, un respaldo que siento en cada reunión, cada acto o encuentro que comparto con vosotros y vuestras empresas que son/sois el alma de esta patronal.

Para seguir nuestro camino, cuento con vuestro aliento la y unidad de todos. Muchas gracias por acompañarnos esta tarde… y por confiar siempre en CAEB.

Al terminar la Asamblea, espero brindar con todos por un mejor 2024.

¡Feliz Navidad a todos!

Bienvenida reunión Patronato Fundación Impulsa

¡Muy buenos días a todos!

Gracias, en primer lugar, a todos por acompañarnos hoy en esta última reunión del Patronato de la Fundación Impulsa de este 2023 que llega a su fin.

Gracias también a Simón Pedro Barceló por cedernos estas instalaciones para celebrar la reunión del Patronato.

Y quería dar especialmente la bienvenida a Cerramientos ORELL, que se incorpora al Patronato de la Fundación Impulsa.

Hoy celebramos una reunión especial, no sólo por las fechas en las que nos encontramos, sino porque además me toca entregar el testigo a Marga Prohens, que estrenará desde enero la presidencia de este Patronato, tal y como marcan los estatutos. Permitidme que excuse a la presidenta del Govern, que finalmente no ha podido acompañarnos hoy por un imprevisto de última hora.

La Fundación Impulsa, y con ella todos los que hoy la conformáis, afrontan un 2024 muy especial porque cumplirá 10 añosConcretamente el próximo 26 de septiembre celebraremos una década de intenso trabajo de Impulsa Baleares. Permitidme que eche un poco la vista atrás ante tan importante efeméride.

La realidad es que el proyecto de la Fundación Impulsa empezó a forjarse unos años antes de septiembre de 2014. Yo lo conocí poco antes de ser elegida presidenta de CAEB, el 27 de marzo de 2014. En aquel entonces, habíamos sufrido los efectos derivados de la gran crisis inmobiliaria de 2008, de la que aún sufríamos las consecuencias, pero más allá de esa difícil coyuntura, la economía balear arrastraba problemas estructurales que limitaban sus posibilidades de alcanzar un desarrollo más avanzado, de seguir prosperando.

Se necesitaba de una gran entente público-privada, una colaboración que a día de hoy sigo reclamando como imprescindible.

Asumir o aplicar esta política empresarial, a primera vista, me pareció algo lógico, razonable, simple. Sin embargo, cuando profundice un poco más, en el ‘cómo’, en la manera de promover esta estrategia, me surgieron muchas preguntas. Dudas que apuntaban todas ellas a mejorar el entorno empresarial a través de la creación de una plataforma de intercambio de conocimiento estratégico.

Particularmente, en el caso de Balears, ya contábamos con empresas internacionales que podían ayudar y facilitar la creación de esta plataforma y, por tanto, lo lógico era aprovechar su experiencia y conocimiento. Además, aunque en Balears había otras estructuras de estudio e investigación económica, institutos de estadística, etc. todos estaban, en aquel entonces, lejos de poder contribuir a la construcción de estrategias de valor compartido.

Hoy, a punto de cumplirse 10 años puedo afirmar que:

  • juntos hemos forjado nuevas y mejores herramientas para llevar a Balears a esa deseada etapa de desarrollo más avanzado;
  • juntos hemos detectado oportunidades y sensibilidades que una empresa por sí sola no podría;
  • y juntos hemos facilitado la colaboración interempresarial, entre asociaciones, con la Administración pública y otros agentes como el Cercle de Economia, Foment de Turismo, la Asociación de Empresa Familiar, que conocen bien el área de actuación de Impulsa y tienen un arraigo y una experiencia histórica destacable.

El valor de Impulsa Balears no radica, a día de hoy, en ser la única plataforma que articula estrategias de valor compartido a nivel empresarial en Balears con el fin de impulsar la competitividad de las Islas, sino en su demostrada capacidad de plantear estrategias a largo plazo y alinear objetivos económicos generando impactos sociales y ambientales positivos. Este planteamiento estratégico de qué futuro queremos para nuestras Islas legitima el papel de los empresarios como agentes clave en el desarrollo de la sociedad.

El objetivo último de la Creación de Valor Compartido es, no tengo ninguna duda, generar estrategias inteligentes que tengan como fin un aumento de la competitividad global de los territorios. Y con todos los retos sociales y ambientales que tenemos, esta inteligencia implica crear estrategias sostenibles que generen situaciones favorables para empresas y personas. Porque muchas de estas decisiones económicas requieren un cuidadoso análisis de las alternativas existentes, apoyado en informaciones estadísticas y la experiencia de los especialistas.

Por ello, la Fundación ofrece también asistencia técnica sobre temas económicos a las instituciones y empresas que lo demandan. Con todo, las plataformas que comparten valor como Impulsa Balears, corren varios peligros:

  1. uno de ellos es el escepticismo;
  2. otro que se tome a la ligera su labor;
  3. y, otro, es que deriven en una capa de fingidas buenas intenciones.

Pero, bien enfocadas, no tengo ninguna duda de los beneficios de plataformas como Impulsa. No en vano, son fuente de innovación y de progreso en muchos lugares del mundo.

Como decía al inicio de mi intervención, hoy cederé la presidencia de la Fundación, a la presidenta del Govern, en un gesto de tranquila alternancia, pero, sobre todo, como muestra de que el proyecto que forjamos hace 10 años con la CAEB, el Govern balear y 15 patronos empresariales fue un acierto. Hoy, cuando la masa patronal alcanza ya las 60 empresas, sé que esta Fundación perdurará en el tiempo y que será fuente de inspiración para las nuevas generaciones de emprendedores y emprendedoras de Balears.

El 2024 no será un año más. Marcará el principio de una nueva década para la Fundación Impulsa Balears, llena de ambiciones renovadas.

Gracias a todos.

Presentación Jornada cambios perfiles profesionales CaixaBank Dualiza

¡Buenos días a todos!

  • Directora territorial de CaixaBank en Baleares, Mari Cruz Rivera
  • Coordinador del Proyecto EmpleaLab de la Fundación CEOE, Miguel Ángel García
  • Empresarios, amigas y amigos todos

Bienvenidos a una nueva jornada empresarial que organiza la patronal CAEB de la mano de CaixaBank Dualiza y la colaboración de Fundación CEOE. Una jornada sumamente interesante en la que vamos a profundizar en los ‘Cambios en los perfiles profesionales y necesidades de formación profesional en las Islas Baleares’ con la vista puesta en el año 2030.

Permitidme, primero de todo, dar las gracias a CaixaBank por ayudarnos a organizar un encuentro en el que se analizarán la evolución que van a sufrir los perfiles profesionales. Es, sin ningún género de dudas, uno de los aspectos más importantes que afectan al tejido empresarial balear teniendo en cuenta que, en los últimos dos años a raíz de la pandemia, ha padecido o está padeciendo de forma grave la falta de mano de obra, en general, y la falta de mano de obra cualificada más concretamente.

De hecho, la falta de trabajadores es uno de los motivos que explican la perdida de productividad y competitividad de las empresas Baleares, como lo es también su baja cualificación o que estén ocupando muchos de ellos puestos de trabajo de menor o mayor rango en función de la capacitación que presentan. En sectores como restauración y hotelería, por ejemplo, más de la mitad de los trabajadores carece de un título adecuado al oficio que desempeñan o no tiene estudios.

La falta de trabajadores equivale, como decía, a pérdida de productividad en las pequeñas y medianas empresas, lo que lleva a muchas al cierre:

  • por no poder asumir toda la producción
  • o simplemente por falta de relevo generacional.

Por tanto, debemos insistir y persistir en la formación de nuestras plantillas, de los jóvenes y de los propios trabajadores, y hacerlo de la mano de la innovación y las nuevas tecnologías. Porque el modelo productivo cambiará por el impacto de la digitalización y el desarrollo de la sostenibilidad.

En los próximos años se destruirán plazas a la par que llegarán nuevas oportunidades laborales. Llegarán los perfiles híbridos, marcados por un conocimiento genérico más amplio, más especialización y mayor responsabilidad a la hora de tomar decisiones. Durante el próximo año el empleo seguirá evolucionando en Illes Balears de modo favorable, pese a la desaceleración general que está produciéndose en toda España y parte de Europa.

Según el estudio que hoy presentará CaixaBank, el año próximo en Baleares se crearán más de 30.000 oportunidades laborales, no sólo de la mano de la Hostelería, sino también en sectores como el Comercio o la Construcción. De todas ellas, más de 7.000 serán para titulados de FP.

Por tanto, parte de la solución a la falta profesionales está en la formación, en dar a jóvenes y empleados los estudios y herramientas necesarias para que aspiren a mejores oportunidades. Además de apostar por la formación profesional, desde CAEB también impulsamos la acreditación de competencias profesionales, a través de un programa firmado la pasada primavera con la Conselleria d’Educació del Govern y que ayuda a las empresas a la captación de talento.

Este programa permite a todas aquellas personas empleadas o desempleadas que quieran darle un valor a su experiencia profesional, solicitando un certificado oficial que acredite todo lo aprendido a lo largo de su vida laboral. También está dirigido a las empresas y autónomos.

Por último, aprovechando que hoy nos acompañará el conseller d’Educació i Universitats del Govern, creo necesario reiterar que, para avanzar en la formación y cualificación de los trabajadores, es imprescindible la colaboración público-privada. Dentro de esa colaboración público-privada solicitamos más fondos y recursos a la innovación, al I+D+i balear, lo que nos permitirá crear, formar y retener el talento que generamos. Un talento tan necesario para todo nuestro tejido empresarial, para poder cubrir la oferta de empleo y para aumentar la productividad empresarial.

Sin más, le cedo la palabra a Mari Cruz, directora territorial de CaixaBank en Baleares. A todos los presentes, reiterados mi agradecimiento por acompañarnos en el día de hoy… como siempre, espero que la jornada sea productiva para todos.

Muchas gracias

Clausura presentación Oficina Acelera Pyme Baleares

 Presidente y secretario general de la Confederación Nacional de la Construcción, Pedro Fernández Alén y Mariano Sanz, respectivamente

Director adjunto de Economía Digital de Red.es, José Ignacio Sánchez

Empresarios, amigas y amigos

Gracias por habernos acompañado durante toda esta intensa mañana en la presentación de la Oficina Acelera Pyme Baleares. Es un placer contar hoy aquí entre nosotros, aunque sea por espacio de pocas horas con el presidente de la CNC y su equipo. Gracias Pedro por hacernos un hueco en tu apretada agenda para dar a conocer en Palma esta Oficina Acelera.

Como ya ha quedado bien explicado durante las intervenciones que me han precedido, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital confía en el sector empresarial en su decidida apuesta por acelerar la inversión de fondos destinados a la digitalización de pymes y autónomos, una aceleración bien necesaria, que compartimos desde la patronal balear y por la que llevamos luchando muchos meses para que sea una realidad.

Es un honor que el Gobierno haya seleccionado la CNC y, dentro de ésta, la Asociación de Constructores de Baleares, una de las más potentes de las que forman la CAEB, para informar de las subvenciones existentes destinadas a las empresas para mejorar su digitalización y ayudarles en su solicitud y aplicación práctica.

Como bien sabéis todos los presentes, o creo que nos habréis escuchado en más de una ocasión, desde la patronal venimos denunciando el escaso acceso de los fondos europeos en el tejido empresarial balear, un problema no sólo de estas Islas, sino común a la mayor parte de España. Desde CAEB siempre hemos defendido y seguiremos defendiendo un diálogo fluido y la colaboración entre sector público y privado para dar dinamismo a los procedimientos administrativos, pero queremos e insistimos en priorizar la tramitación de nuevos proyectos privados sobre otros públicos, ya presentados este último año, con el objetivo de lograr una mayor fluidez y transversalidad en el reparto de los esperados fondos europeos.

Con esta premisa, el pasado mes de marzo firmamos con el Govern un convenio de colaboración que nos ha permitido reforzar nuestra Oficina de Fondos Europeos de CAEB. Una oficina técnica que desde mediados de 2022 ofrece un servicio de asesoramiento en fondos europeos desde donde trabajamos en general para cualquier consulta indistintamente del ámbito o sector que sea. Hemos duplicado recursos para dar impulso a múltiples proyectos empresariales transformadores en nuestro territorio insular.

En este sentido, quiero recordar otro convenio firmado este 2023 con la Conselleria de Educación y Formación Profesional para promocionar la cualificación profesional de los trabajadores de Baleares, una iniciativa puesta en marcha la pasada primavera y que se prolongará en 2024… también financiada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional y los fondos Next Generation de la Unión Europea:

  • Y que prevé alcanzar a unos 37.000 trabajadores entre 2023 y 2024.

Su objetivo es el desarrollo de iniciativas y medidas que conduzcan a una mayor cualificación de las personas trabajadoras en Baleares, una de nuestras asignaturas pendientes. Estas iniciativas se complementarán a partir de ahora con la Oficina ‘Acelera pyme’ de CNC, en Baleares, que se enfocará a resolver los problemas que se puedan encontrar las empresas, sean del sector económico que sean, a la hora de acelerar la transformación digital del negocio, como pueden ser convocatorias del Kit Digital o de otros programas de digitalización.

El objetivo común de todas estas iniciativas es solventar la falta de información en torno a la existencia de las ayudas y subvenciones disponibles, cómo solicitarlas e, incluso, acompañarlos en el proceso de ejecución. Porque, como se ha expuesto hoy aquí, corremos el riesgo de desaprovechar esta gran oportunidad transformadora teniendo que devolver una parte de las ayudas comunitarias disponibles para la transformación digital, ecológico o social de pymes y autónomos. Y son las pymes y autónomos quienes más ayuda y asesoramiento necesitan.

No olvidemos que, a día de hoy, el 99,7% de empresas registradas en Baleares son pequeñas o medianas, es decir, cuentan con menos de 250 trabajadores… Es más, el 94,5% de las empresas de Baleares tienen menos de 25 trabajadores. Por tanto, una amplísima mayoría no tiene grandes departamentos ni áreas súper definidas… o, lo que es lo mismo, los recursos necesarios para la transformación sostenible que estamos destinados a emprender.

Y, tras las pymes, o a su mismo nivel, mejor dicho, están los autónomos. En Baleares, de las 623.000 personas afiliadas este verano en el Régimen de la Seguridad Social, 102.500 están dadas de alta como trabajadores autónomos, una cifra que ha crecido un 2,2% en el último año. Los trabajadores por cuenta propia, que no tienen el sustento de una gran compañía o de un departamento especializado, también nos necesitan. Nuestro deber como patronales empresariales es ayudarles.

No nos estamos quejando ni denunciando esta situación por capricho, sino porque de verdad creemos que estamos ante una oportunidad histórica de dar un salto cualitativo y cuantitativo hacia esa ineludible transformación ecológica, digital y social que debemos afrontar. Las empresas, los empresarios, estamos ahí para ayudar, liderar y empujar hacia este ambicioso objetivo.

Muchas gracias.

Discurso presidenta Gala CAEB 2023

 Buenas tardes,

  • Marga, Vicenç Marí, Abel, Mari Cruz, Gerardo Cuerva…
  • Autoridades,
  • Empresarios y empresarias,
  • Queridas amigas y amigos…

Me llena de alegría ver este salón del Hotel Grand Palladium a rebosar.

Bienvenidos todos a la Gala de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares 2023, que por primera vez celebramos fuera de Mallorca, en este caso en la maravillosa isla de Ibiza. Un cambio de escenario que, quizás, ha tardado mucho en llegar, pero que por fin podemos disfrutar y celebrar con todos vosotros… los ibicencos, y también los numerosos empresarios y autoridades que han venido desde Mallorca y también desde Menorca.

Gracias por vuestro esfuerzo y por acompañarnos hoy aquí.

Espero que esta octava Gala del Empresario sea tan exitosa y aceptada como lo fue la del año pasado en Inca. Un cambio de escenario atrevido y necesario, sí, porque somos la patronal de toda Baleares y porque, como muy bien sabéis la mayoría de los presentes, aquí en esta espléndida isla pitiusa tenemos algunos de los mejores empresarios que ha dado esta prolífica tierra empresarial que es Baleares.

Entre ellos permitidme que me refiera a uno de los grandes, pionero e histórico me atrevería a decir, como es Abel Matutes Juan, oriundo de esta isla de Ibiza. En primer lugar, quiero agradecerte Abel tu generosidad por cedernos este Hotel Gran Palladium Palace para celebrar este acto… Abel Matutes, Premio al Empresario del Año 2022, como todos recordaréis, que por motivos de salud no pudo acompañarnos el año pasado en Inca. Todos los que conformamos los órganos de dirección de CAEB hemos querido compartir el premio de nuevo contigo, Abel.

Decía hace 12 meses lo orgullosa y feliz que me sentía de poder entregar este galardón por una trayectoria tan extensa como excepcional de un empresario al que admiro profundamente. Has levantado un imperio, dedicado muchos años a trabajar por Ibiza, Baleares y por España desde el sector público y sigues siendo referente de la sociedad ibicenca, balear y española. Un gran empresario, mejor persona… Quiero que subas a este escenario para entregarte, hoy en mano, este merecido premio. Gracias, Abel.

 

(Tras la emisión del vídeo principal de la gala)

Gracias por vuestra atención.

¡ACTITUD!

Actitud es la clave de la piedra filosofal que nos acaba de plantear José Mañas, presidente de la Comisión I-D+i de CAEB, al que agradezco personalmente su colaboración en el vídeo que acabamos de ver.

Actitud, acompañada de esfuerzo y atrevimiento, para pensar en grande.

Actitud positiva para, de la mano de la innovación y la digitalización, acometer el gran reto que tenemos por delante.

La aptitud se nos presupone, podemos contar con equipos perfectamente capacitados… pero, dentro de éstos, lo más importante es la actitud con la que afrontan el día a día.

Ante nosotros se abre ya un horizonte por donde asoma el cambio de modelo económico hacia la circularidad. No es un cambio de época, es la época del CAMBIO. Una transformación que no admite dudas, que genera el mayor de los consensos y que requiere de la implicación de todos.

Este gran reto es común a la mayoría de los destinos turísticos como el nuestro… pero, en Baleares, este reto tiene un segundo objetivo, no menos ambicioso, que es avanzar y recuperar la competitividad que hemos perdido. Una competitividad que hemos ido reduciendo a lo largo de los últimos 15 o 20 años, coincidiendo con las últimas dos grandes crisis globales, la financiera de 2008 y la del COVID.

Así lo indican los estudios económicos, entre ellos los de la Fundación Impulsa, … que cuenta con grandes patronos que hoy nos acompañan. O también desde los diferentes diagnósticos que aportan las patronales CEOE o CEPYME, cuyos responsables también están hoy aquí. Es real, no hay porqué esconderlo. Nuestra economía ha ido perdiendo competitividad en los últimos años, tanto dentro de Europa, situándonos en el puesto 148 de 233 regiones, como ante el resto de CCAA de nuestro país.

Por ello, creo que la apuesta por la innovación y la transformación digital no se puede demorar más si queremos seguir siendo un destino competitivo, un destino líder. Una economía, la balear, que además de generar empleo, queremos que mejore las condiciones de todos, trabajadores, empresarios y sociedad en general. Una economía que se posicione no sólo gracias al ‘sol y playa’, sino que además sea capaz de diversificar la oferta turística (deportiva, cultural, gastronómica) para alargar las temporadas y tener una buena actividad también durante los meses de invierno.

Los cambios se suceden a un ritmo vertiginoso. Los tiempos evolucionan y las empresas también, por lo que debemos ser valientes, como lo han sido los protagonistas del vídeo que acabamos de presenciar y muchos más, aquí en Baleares, tierra de numerosos emprendedores, que no caben en un vídeo de apenas 10 minutos.

Wattzer, Poraxa o Vidal&Vidal son claros ejemplos que muestran ese camino transformador, el de empresas centenarias cuyas nuevas generaciones apuestan por la renovación, por dar un paso adelante sin saber si hay acantilado, como decía el vídeo. Solo así, con apuestas valientes como éstas y otras muchas, podemos acelerar la transformación hacia el sistema circular, hacia una gran red de valor transversal que comparta medidas que garanticen la sostenibilidad social, económica y medioambiental.

Es sin duda, un gran desafío, muy presente en el día a día empresarial y también a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que marca la Agenda 2030 de la ONU… nuestra hoja de ruta.

Pero, además de esta apuesta a corto y medio plazo, la actualidad nos presenta otros retos que resolver de forma inmediata. Permitidme que recuerde que, en estos momentos, aún no hemos recuperado plenamente la actividad prepandémica. El último informe de coyuntura económica que difundimos hace unos días constata que la economía de Balears sigue en una fase de desaceleración que viene arrastrando desde el ejercicio 2022.

Sin embargo, a pesar de disminuir la velocidad de crecimiento, seguimos cerrando el ‘agujero’ que provocó la pandemia, situándonos a 2,4 puntos del nivel de actividad económica de 2019. De seguir esta tendencia, a finales de año acabaremos por recuperar todo el PIB que la economía balear tenía antes del COVID. Por Islas, Ibiza y Formentera son las que crecen de forma más fuerte y el sector servicios es el principal motor que nos hace crear empleo y sortear los problemas que padecen algunos de nuestros más directos competidores.

Sin embargo, ni la robustez del mercado de trabajo ni la buena temporada son suficientes para evitar que el consumo privado siga frenando arrastrado por la pérdida de poder adquisitivo acumulada durante los últimos años.

En primer lugar, en CAEB nos preocupa la pérdida de fuerza de la inversión, debido a la continua subida de los tipos de interés que limita el acceso a la financiación, el deterioro de la confianza empresarial y la inestabilidad política actual. Así, de cara a lo que queda de 2023, cabe esperar que la economía balear siga desacelerando aunque, no obstante, se mantendría por encima de la de su entorno competitivo gracias a la fortaleza de los niveles de empleo y porque las Islas cuentan con el soporte turístico, que durante la temporada alta se está caracterizando por volúmenes de actividad récord. Además, también nos preocupa que la inflación se mantendrá por encima del objetivo del BCE (situado en el 2%) y seguirá mermando el bolsillo de los consumidores… al mismo tiempo que el de la actividad de las empresas.

Por segundo verano consecutivo estamos padeciendo en diferentes sectores una alarmante falta de mano de obra y también el déficit de especialización de algunos perfiles. Este asunto ha sido tratado recientemente por la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), que presentó el informe ‘El reto de las vacantes en España’ en una doble jornada en la que tuve ocasión de participar. Siete de cada 10 pymes, que son el 99% del tejido empresarial español, padecen este problema.

¡El 71% de pymes!, repito, tiene problemas para cubrir sus vacantes.

Como bien señaló el presidente de CEPYME, Gerardo Cuerva, nuestra economía no se puede permitir que las empresas que funcionan paren su actividad por no encontrar personal. En este sentido, y aprovechando que contamos hoy aquí con la plana mayor del Govern balear… creo que es necesario reivindicar más que nunca la colaboración público-privada para afrontar con más formación la falta de trabajadores.

Esta carencia, que afecta en mayor o menor medida a toda España y a diversos sectores productivos, es una debilidad que lastra especialmente a las pymes y merma su capacidad de crecimiento y de ampliación de plantilla. Muchas empresas pierden proyectos, dejan de invertir, clausuran unidades e, incluso, se puede ver afectada la viabilidad del negocio. Muchos de vosotros, empresarios aquí presentes, conocéis todos estos problemas y sus consecuencias.

Del 71% de pymes que tiene problemas de personal, solo el 44% está buscando empleados. Es difícil de cuantificar cuántos trabajadores hacen falta en Baleares, especialmente entre las pequeñas y medianas empresas, aunque el INE cifra las vacantes en el mercado laboral español en torno a las 150.000. Carencias formativas, cambios sociales, la desvinculación entre las políticas pasivas y el mercado laboral o el difícil acceso a la vivienda, especialmente gravoso en Baleares, son algunas de las causas de la escasez de mano de obra.

El principal problema que provoca ese desajuste entre la oferta y la demanda de puestos de trabajo es la formación. En este sentido, además de la falta de mano de obra, añadiría la falta de mano de obra cualificada. En Baleares, las vacantes por cubrir están siendo, por segunda temporada consecutiva, uno de los grandes restos a los que se enfrentan los empresarios.

Todo y a pesar de tener 30.000 parados en Baleares en pleno mes de agosto. Algo está fallando.

Debemos apostar por Baleares como eje del talento de España, impulsando nuevas titulaciones y especializaciones en diferentes ámbitos e invertir en mejores programas de formación profesional y continua. Es la única forma de retener el talento y seguir mejorando la competitividad.

Soy de las personas a las que les gusta ver el vaso medio lleno… Me preguntaban recientemente en una entrevista si debemos sentirnos orgullosos de nuestro sector turístico… Y, sin dudarlo, la respuesta fue sí.

No descubro nada al decir que Baleares es un referente nacional e internacional en turismo, que lideramos dentro y fuera de España desde hace muchos años. Es un modelo estable, de éxito, liderado por empresarios de las Islas que desde hace varias décadas tuvieron la visión de no sólo desarrollar este modelo turístico en las Islas, sino de exportarlo. Por tanto, creo que sí debemos mostrarnos orgullosos de este modelo valorado y admirado en todo el mundo. Nuestra industria turística es de primer nivel. Lo fue, lo es y estoy segura de que lo seguirá siendo.

Su futuro está bien encaminado porque la mayor parte de los empresarios están apostando por esa transformación hacia la economía circular, imprescindible para proteger nuestro medio ambiente, nuestro valioso y limitado territorio. Debemos asegurar un uso eficiente de los recursos –productivos, energéticos, naturales- como base para permitir la continuidad y sostenibilidad a nuestro modelo económico a largo plazo. Tenemos un gran reto por delante, transformador, ilusionante y no exento de dificultad.

Para alcanzarlo es crucial saber compartir, motivar, delegar, trabajar en armonía y adaptarse a los cambios para que todas las piezas encajen y defiendan el interés común, como bien sabéis y hacéis todas las asociaciones y empresas que formáis parte de CAEB.

La capacidad del grupo, la unión dentro de la diversidad es la que nos hace líderes, la que nos fortalece y la que hace que podamos ser la voz autorizada del tejido empresarial balear, tanto aquí en nuestras Islas como en el resto del territorio nacional. Los líderes, y aquí tenemos unos cuantos, se rodean de mejores profesionales que tú, de personas a las que transmites tus objetivos, que comulgan con ese espíritu innovador que tanto nos hace falta.

No me cansaré de repetirlo. Yo estoy rodeada del mejor equipo posible, el que ha traído hasta aquí esta gala, el que se acerca cada día a todas las asociaciones y empresarios de estas Islas, el que me acompaña y os acompaña. Gracias EQUIPO, de corazón… sin vosotros no sería posible hacer nada de lo que hacemos.

Es así como como me gusta trabajar y como ejerzo de presidenta de la patronal balear… Hemos vivido momentos muy duros, etapas que nunca imaginamos. ¡Quién nos iba a decir que una pandemia iba a paralizar el Mundo! Por fortuna, hemos encauzado nuestras vidas, también la economía, y eso en gran parte gracias a todos los que estáis hoy aquí.

Permitidme que vuelva al origen de esta intervención. Las palabras actitud, esfuerzo, trabajo en equipo, innovación, digitalización y sostenibilidad son palabras ya irrenunciables. Debemos ser valientes, provocar el efecto contagio, saber elegir la carta adecuada en cada momento y para cada empresa, saber transformar los modelos de negocio sin olvidar nuestras fortalezas, las que nos han traído aquí. Somos, sois pioneros, empresarios referentes que, ahora, en plena transformación global, el mundo nos vuelve a reclamar lo mejor de nosotros.

Como anunció la semana pasada nuestro economista de cabecera, el Dr. Riera, es el momento de jugarnos una nueva partida, un ‘pinball’ con nuestro modelo económico… exitoso, sí, pero que requiere otro esfuerzo adicional. A través de esta partida será posible visualizar y cuantificar el impacto que conlleva el gasto turístico. El ‘pinball turístico’ persigue aglutinar al mayor número de sectores desde el principio de la experiencia turística para ver cómo desarrollar esta apuesta transformadora que es el tránsito hacia un sistema turístico circular.

Se nos reconoce por nuestra excelencia, por estar a la vanguardia, por romper tópicos, por desdibujar fronteras, por ser creativos, pero no nos podemos relajar. Queremos y debemos impulsar la competitividad global de Baleares. Por este motivo seguimos trabajando para acercar el conocimiento que generamos a las mesas de decisión de empresas e instituciones. Porque de nada sirve acumular conocimiento si no deviene en acción. Y es en este punto, donde las empresas y los empresarios de este Archipiélago podemos actuar de transmisores.

Tenemos que alinear e implicar a todos los actores regionales en procesos tan ambiciosos y trascendentales como es el tránsito hacia un sistema turístico circular. Seamos proactivos, no nos conformemos con mirar al de al lado, no nos conformemos con alabar el trabajo, esfuerzo, ímpetu y actitud de los otros. Tenemos el potencial adecuado, sabemos y hemos demostrado cómo hacerlo… y no podemos desaprovecharlo. Necesitamos afinar la fórmula para llevarlo a cabo.

Me gustaría aprovechar un acto empresarial tan especial como éste, donde no me canso de resaltar y poner en valor la figura del empresario para anunciar la intención de impulsar desde la patronal CAEB

El DÍA de la EMPRESA en Baleares

Una jornada que ya se celebra en Comunidades Autónoma como Murcia o Andalucía y que esperamos que las autoridades nos ayuden a establecer de forma anual en el calendario balear. Una jornada señalada donde podamos explicar a colegios, institutos o centros de formación: qué es una empresa, cuál es la labor del empresario y todo lo que conlleva la dura labor empresarial, que tan bien conoce este auditorio.

Ya termino…

Se nos ha abierto un amplio abanico de oportunidades que podremos, sin duda, aprovechar de manera satisfactoria si, entre todos, apostamos y creemos en esta transformación circular, sostenible, que nos permita seguir siendo una economía envidiada dentro y fuera de nuestras fronteras. Demostremos de nuevo, como hicieron nuestros padres, que somos referentes, que a imaginación no nos gana nadie, que podemos liderar de nuevo este cambio ya irrenunciable… Un cambio que, además, nos permitirá proteger lo que más valor tenemos, nuestro territorio. El cambio será liderado por los empresarios o no será.

No tenemos alternativa, las decisiones que vamos a tomar en los próximos años van mucho más allá de nuestras empresas, son decisiones que van a cambiar el rumbo de las personas, de la sociedad porque sin nosotros, los empresarios y empresarias, no es posible generar puestos de trabajo, riqueza y bienestar a la sociedad. Lo sabemos aquí dentro, lo saben allí fuera y lo saben quiénes tienen que darnos las herramientas necesarias para liderar y alcanzar todos estos retos que tenemos por delante. A esfuerzo, sacrificio y trabajo diario no nos supera nadie.

Con la ACTITUD correcta, somos los mejores, los líderes que deben encabezar la transformación económica en beneficio de todos.

Muchas Gracias.

Clausura II Jornada Construcción Sostenible

 Presidenta de la Asociación de Constructores de Baleares y vicepresidenta de CAEB, Fanny Alba,

Autoridades, empresarios y amigos

Quería felicitar primero a la Asociación de Constructores de Baleares por dar continuidad por segundo año a esta jornada de Construcción Sostenible. Y, en segundo lugar, por darme la oportunidad de intervenir de nuevo en este foro dedicado a uno de los sectores productivos más importantes de nuestra economía.

Importante y destacado, especialmente en una economía como la nuestra, la de Baleares, tan marcada por el turismo y su estacionalidad, donde es fundamental que el resto de los sectores, aunque todos estén ligados de una forma u otra al turismo, tiren del carro y lo hagan, como lo hace la Construcción, durante los doce meses del año.

Nuestro territorio es muy limitado, como ya recordaba el año pasado en este mismo foro, y todos somos conscientes que la sostenibilidad, que hoy se ha tratado en esta jornada desde diversas perspectivas públicas y privadas, es un reto imparable e irrenunciable. Una sostenibilidad que tuve ocasión de tratar en profundidad ayer en el X Foro de RES celebrado en Málaga, donde participaron empresas muy diversas, de todos los sectores, porque todos los sectores están involucrados en este gran reto circular.

En los últimos años la Construcción se ha enfrentado a numerosos obstáculos que han impedido mantener un ritmo de creación de viviendas acorde con las necesidades que la sociedad balear requería, han sido muchas las llamadas de atención ante una emergencia habitacional que se ha agravado enormemente tras la pandemia y que se ha hecho especialmente visible durante las últimas dos temporadas. No hay vivienda asequible para los residentes, ni tampoco para la mano de obra que necesitamos para cubrir las ofertas laborales de un destino turístico como el nuestro.

El nuevo Govern balear surgido de las Elecciones autonómicas del pasado mayo parece haber puesto el problema de la vivienda entre sus prioridades. Así, con el Decreto de medidas urgentes ha aprobado una serie de iniciativas que tanto tiempo llevaba reclamando el sector de la Construcción, entre ellas:

  • El cambio de usos de locales comerciales a viviendas.
  • La división de pisos de un mínimo 120 m2.
  • O el incremento de alturas…
  • … entre las más destacadas.

Aunque, estas iniciativas, siguen sin ser suficientes, como ya nos habéis trasladado desde el sector a través de las diferentes reuniones que mantenemos en el seno de CAEB. Como reivindicábamos antes de la cita electoral, Baleares necesita un gran pacto público-privado a 20 años vista porque, como ya habéis denunciado, faltan 20.000 viviendas en Baleares.

Este drama social no sólo afecta a los residentes, sino que es uno de los motivos que impide cubrir los puestos de trabajo que necesitamos. Un problema especialmente dramático entre los jóvenes, que les impide emanciparse todo y teniendo un trabajo estable, y que también afecta a los profesionales que vienen a trabajar.

Para no perder más tiempo y dar soluciones a residentes y trabajadores, es imprescindible la búsqueda del consenso entre el sector privado y la Administración, de forma que permita:

  • Construir nueva vivienda asequible en los terrenos ya desclasificados
  • Agilizar toda la tramitación administrativa, especialmente lenta en la concesión de licencias (parece que el Ayuntamiento de Palma ha dado el primer paso en este sentido)
  • Y mantener, mejorar infraestructuras viarias y obras estratégicas como, por ejemplo, las depuradoras.

Los constructores necesitáis estabilidad normativa, seguridad jurídica y eficiencia en la tramitación a un sector que ha sufrido 14 modificaciones legislativas en los últimos 4 años, y que, no lo olvidemos, también apuesta por incentivar la utilización de materiales de construcción locales, sostenibles y reciclados para así potenciar a la industria local y favorecer la tan necesaria reindustrialización del Archipiélago.

Permitidme poner en valor al único sector, el de la Construcción, cuya actividad económica no sólo ha recuperado la actividad pre-COVID, sino que ya trabaja a un ritmo superior. Lo hizo ya el año pasado, según los informes de coyuntura de CAEB.

Si los constructores estáis para echar una mano siempre que la economía se tambalea, también tenemos que atender vuestras preocupaciones cuando la situación es positiva. Así, tenemos que seguir alzando la voz para solventar los problemas que arrastráis en los últimos tiempos: incorporar las cláusulas de revisión de precios en los contratos públicos, como exige la Ley, debido al encarecimiento de los materiales que estamos padeciendo todos los empresarios; y una normativa más clara que os permita adecuar las limitaciones que aplican algunos municipios durante la temporada turística mediante las ordenanzas contra el ruido.

Los constructores habéis sido muy pacientes, reiterado una y otra vez la necesidad de cambios radicales en materia de políticas urbanísticas. La urgencia habitacional que padecemos, que se venía anunciando desde hace casi una década, no se solucionará en dos días ni en un año. Pero si no ponemos en marcha ya las soluciones que planteáis y que necesitan más que nunca de una estrecha colaboración público-privada, el problema no sólo se solucionará, o se reducirá, aunque sea lentamente, sino que seguirá agravándose.

Por tanto, sigamos empujando, no cejemos en el empeño y así, entre todos, lograremos poner solución al grave problema que atravesamos. Para lograrlo, contad siempre con el apoyo de la patronal CAEB.

Gracias de nuevo a la Asociación de Constructores de Baleares por la celebración de esta jornada.

Buenas tardes.

Bienvenida reunión Patronato Fundación Impulsa

Buenos días.

Bienvenidos, todos. Con la sesión ordinaria de hoy, este Patronato da continuidad a la labor de seguimiento y validación de la actividad anual de la Fundació IMPULSA BALEARS que venimos realizando desde hace 9 años. Es un placer hacer uso de las primeras palabras de mi intervención para dar la bienvenida a la presidenta del Govern de les Illes Balears, Marga Prohens, en esta su primera participación en este Patronato y expresar la ilusión y el empeño que ha mostrado desde el primer día por el trabajo que realiza nuestra fundación y su entera disposición a colaborar en su mejora y desarrollo.

Antes de cederle la palabra, me gustaría señalar que estamos de enhorabuena. A lo largo de los últimos años la masa crítica de la fundación ha incrementado sustancialmente, al mismo tiempo, que hemos ganado aceptación y prestigio. Se nos reconoce por nuestra excelencia, por estar a la vanguardia, por romper tópicos, por desdibujar fronteras, por ser creativos, pero no nos podemos relajar.

A punto de cumplir el décimo aniversario, en 2024, nuestra misión, que no es otra que impulsar la competitividad global de Balears, se mantiene con el mismo empeño que el primer día. Seguimos trabajando para acercar el conocimiento que generamos a las mesas de decisión de empresas e instituciones. Porque de nada sirve acumular conocimiento si este no deviene en acción, en participación. Y es en este punto, donde creo que falta más trabajo y donde las empresas del Patronato podemos actuar de catalizadores. Por ello, hemos puesto en marcha un movimiento para implicar a los actores regionales en el mismo camino hacia objetivos tan trascendentales para Baleares como es el tránsito hacia un sistema turístico circular.

Las empresas también podemos ser proactivas para mejorar la sociedad. Para ello debemos planificar estratégicamente, tomar mejores decisiones, incrementar nuestra capacidad de influencia en las instancias que nos afectan, beneficiarnos de la colaboración público-privada, proteger y poner en valor del conocimiento que acumulamos en tantos ámbitos.

Juntos hemos construido el mejor vehículo para hacerlo, pero, también, es preciso reconocer que no estamos aprovechando del todo el potencial que tenemos o que, al menos, necesitamos afinar la fórmula para sacarle el máximo rendimiento. En este sentido, nos queda mucho trabajo por hacer.

Un trabajo que quiero pensar que ante el cambio institucional que hemos vivido es más factible que nunca. Porque por definición los cambios rompen inercias, abren nuevas posibilidades, conllevan nuevas fuentes de inspiración y, sobre todo, permiten forjar nuevos liderazgos.

Por esto me apetecía especialmente mantener una reunión del Patronato con la nueva presidenta del Govern, para escuchar de primera mano su visión y para que ella y su equipo, con el vicepresidente Toni Costa al frente, pudieran percibir la voluntad de este Patronato de trabajar por y para Balears recorriendo juntos, en este vehículo que es la Fundación Impulsa Balears, las carreteras que conducen a un futuro más próspero.

Creo que tenemos el mejor y el único vehículo preparado para dar respuestas a los problemas estructurales que arrastramos desde hace tiempo en Balears. Contamos además con el mejor conductor, nuestro director técnico. Ahora solo nos queda decidir juntos el mapa de carreteras que deseamos recorrer.

El momento actual nos demanda fijar con claridad objetivos y prioridades, hacer un esfuerzo por concretar nuestros objetivos. Es el momento de abordar dos cuestiones fundamentales:

  • dónde queremos situar a IMPULSA BALEARS;
  • y qué rédito, como patronos, deseamos y esperamos obtener de ella. Sin perder de vista que el retorno de nuestra aportación a la fundación es doble: internamente, la oportunidad que supone incorporar la fundación como instrumento a la toma de decisiones en nuestras empresas e instituciones; y, externamente, la oportunidad que supone proyectar a través de la fundación de nuestro compromiso, individual y conjunto, con Balears.

Por tanto, se nos abre a partir de hoy un amplio abanico de oportunidades que podremos, sin duda, aprovechar de manera satisfactoria si emprendemos, desde este órgano de gobierno, una toma de decisiones acorde con las necesidades del momento. ¿Qué le parece presidenta Prohens, si lo intentamos?

Le cedo, presidenta, la palabra y le reitero mi agradecimiento.

 

 

 

 

 

Bienvenida XVIII Jornada WTW Gestión de Riesgos Sector Turístico

 Director de Turismo de WTW España, Juan Carlos Tárrega,

Autoridades, empresarios, amigas y amigos.

Bienvenidos un año más a esta jornada anual de Gestión de Riesgos en el Sector Turístico que organiza la consultora internacional WTW. Gracias a los responsables de WTW por contar conmigo en esta ya tradicional cita con el sector turístico que alcanza su 18ª edición, una jornada que nos va a permitir a lo largo de toda la mañana escuchar a expertos turísticos que nos desvelarán las estrategias a corto y medio plazo del principal motor económico de Baleares.

Esta segunda temporada post-COVID (aunque realmente es la primera plenamente normal porque la de 2022 empezó aún con restricciones en primavera) … Esta 2ª temporada, decía, está transcurriendo de forma positiva, estamos recuperando cuotas de turistas y de ocupación anti-COVID, y pese al inesperado freno que señalaron diversos sectores el pasado julio, agosto y septiembre han vuelto a recobrar brío y velocidad de crucero.

Espero que la temporada pueda alargarse lo máximo posible, como el año pasado, donde muchos hoteles y resto de la oferta permanecieron abiertos hasta bien entrado noviembre. Estamos recuperándonos bien, eso es una realidad, como lo es también que lideramos el descenso del desempleo a nivel nacional llegando a cifras actuales que se califican de pleno de empleo, si bien aún nos queda un pequeño camino (poco más del -2%) para acabar de reducir por completo la brecha causada por la pandemia.

Quiero recordar que fuimos de las CCAA donde más cayó el PIB en la crisis sanitaria de 2020, por encima de un 20% y que, por tanto, nos ha costado más llegar a donde estábamos.

No obstante, esta situación de aparente normalidad y recuperación de actividad no debe ocultar que en Baleares tenemos un grave problema de productividad en el tejido empresarial. Nuestras empresas han ido perdiendo nivel de competitividad en los últimos años, tanto dentro de Europa como ante el resto de CCAA de nuestro país. Por tanto, creo que la apuesta por la innovación, la transformación digital y energética no se puede demorar más si queremos seguir siendo un destino competitivo, un destino líder, que se posicione no sólo gracias al ‘sol y playa’, sino que sea capaz de diversificar la oferta turística (deportiva, cultural, gastronómica, etc.) para:

  • alargar las temporadas
  • y tener una buena actividad también los meses de invierno.

En este sentido, desde la CEOE, a la que también represento, se tiene entre las prioridades empresariales impulsar la competitividad y acelerar la evolución del modelo turístico a nivel nacional. Bajo el lema ‘El futuro del turismo en la agenda de hoy’, en junio se presentó un plan de la industria turística para los próximos años con las prioridades marcadas por las empresas de CEOE.

Un plan que prevé acelerar la transformación del modelo turístico hacia una gran red de valor con medidas que garanticen su sostenibilidad social, económica y medioambiental. El plan aboga, también, por el desarrollo de una estrategia que permita recuperar la reputación del sector, partiendo de la mencionada sostenibilidad del turismo e impulsando el desarrollo del talento y la adecuación de los recursos humanos.

No podemos obviar que, por segundo verano consecutivo, estamos padeciendo en diferentes sectores una alarmante falta de mano de obra y también el déficit de especialización de determinados perfiles. Debemos apostar por la formación, la especialización para generar el empleo que realmente necesitamos.

Otra de las prioridades recogidas por las empresas del Consejo de Turismo de CEOE es la necesidad de reinventar Turespaña para crear un organismo profesionalizado, con un modelo de gestión flexible que impulse la promoción de España en el exterior. Asimismo, incide en la necesidad de contar, de forma permanente, con un plan estratégico que afronte la transición digital y ecológica que aproveche el trasvase de conocimiento de las empresas hacia la Administración, reformulando la indispensable colaboración público-privada.

Los empresarios también proponen desarrollar un Plan nacional para regenerar los destinos de España, que debería completarse con acciones para desarrollar productos complementarios a la oferta actual, con el objetivo de extender la temporada a todo el año, algo que en Baleares llevamos mucho tiempo intentando. CEOE considera que la puesta en marcha de todas estas propuestas permitiría consolidar el liderazgo de España en competitividad turística y mantener la aportación del sector al PIB, situado en el 15% del total.

Por si todos estos retos fueran poco, esta temporada 2023 también hemos seguido conviviendo con una inflación alta, que perjudica notablemente tanto a empresarios como ciudadanos. Por tanto, golpea por partida doble al sector turístico.

Pero soy de las personas a las que les gusta ver el vaso medio lleno. Me preguntaban recientemente en una entrevista si los mallorquines (o baleares en general) debemos sentirnos orgullosos de nuestro sector turístico. Y, sin dudarlo, la respuesta fue sí.

No descubro nada al decir que Baleares es un referente nacional e internacional en el sector turístico, que lideramos dentro y fuera de nuestras fronteras desde hace muchos años. Es un modelo estable, de éxito, liderado por empresarios de las Islas que desde hace varias décadas tuvieron la visión de no sólo desarrollar este modelo turístico en las Islas, sino de exportarlo. Por tanto, creo que sí debemos mostrarnos orgullosos de este modelo económico, exitoso, valorado y admirado en todo el mundo.

Ahora bien, los tiempos están cambiando a un ritmo vertiginoso, a corto y medio plazo nuestro modelo económico debe adaptarse a la nueva realidad basada en la sostenibilidad, la apuesta por las energías renovables, la economía circular, todo ello de la mano de la innovación y la digitalización que debe transformar las empresas para que sigan siendo competitivas en un mundo totalmente globalizado.

Nuestra industria turística es de primer nivel. Lo fue, lo es y estoy segura de que lo seguirá siendo. Su futuro está bien encaminado porque la mayor parte de los empresarios están apostando por esa transformación hacia la economía circular, imprescindible para proteger nuestro medio ambiente, nuestro valioso y limitado territorio. Debemos asegurar un uso eficiente de los recursos –productivos, energéticos, naturales- como base para permitir la continuidad y sostenibilidad a nuestro modelo económico a largo plazo.

Tenemos un gran reto por delante, transformador, ilusionante y no exento de dificultad. Pero contamos con los mejores expertos a los que tenemos la oportunidad de escuchar en jornadas como ésta.

Gracias de nuevo a WTW por colaborar con nuestros empresarios, y por elegir Palma para esta interesante jornada.

Buenos días.

Clausura I Jornada de Automoción de Illes Balears

  • Marta Blázquez, presidenta de Faconauto
  • Lluis Pol, representante de Faconauto en Balears
  • Amigas y amigos

Gracias por habernos acompañado durante toda la mañana en esta I Jornada de Automoción de Baleares.

En primer lugar, permitidme que dé la enhorabuena a Marta Blázquez que prácticamente estrena presidencia, tras ser elegida el pasado 26 de junio para liderar la patronal de los concesionarios. Te deseo toda la suerte del mundo en esta nueva etapa, Marta, cuentas con todo nuestro apoyo.

Gracias también por elegir nuestra sede, la casa de los empresarios de Baleares, para llevar a cabo una jornada interesantísima en la que hemos podido escuchar a expertos económicos y del sector de la automoción, uno de los sectores clave de toda economía que, entre otras cosas, permite dar pistas sobre la evolución económica y el momento que atraviesa cualquier región o país.

En Baleares, este sector tiene una relevancia mayúscula, teniendo en cuenta que estamos en un territorio limitado donde el tránsito de vehículos cobra una vital importancia. De hecho, la movilidad ha sido uno de los temas más importantes durante la pasada campaña electoral y, la búsqueda de soluciones, es una de las grandes reivindicaciones de CAEB.

Faconauto, patronal que integra las asociaciones de concesionarios oficiales de turismos, vehículos industriales y maquinaria agrícola del mercado español, y que ha organizado hoy esta jornada, representa a:

  • 2011 concesionarios (53 de éstos en Baleares)
  • Generan 153.000 empleos directos (400 de ellos en las Islas)
  • Y facturan 36.000 millones de euros (730 en nuestro Archipiélago)
  • Lo que representa el 2,7% del PIB nacional

Por tanto, es evidente que hablamos de un sector estratégico, tanto a nivel nacional como autonómico. Un sector que, poco a poco, va recuperando los niveles pre-COVID, aunque aún falta camino por recorrer. Las ventas de turismos y todoterrenos en toda España suman de enero a junio un total de 505.421 unidades, un 24% mejor que el año anterior pero todavía un 27% menor que los registros prepandemia de 2019.

En Baleares, la primera mitad de año se han vendido 11.698 turismos, un 1% más que el año anterior, si bien el mes de junio no ha sido especialmente bueno cayendo las ventas un -8% respecto al mismo mes del 2022.

A nivel nacional, la mejoría en los ritmos de producción está permitiendo responder con mayor agilidad a los pedidos procedentes de los concesionarios, principalmente de los canales de rent-a-car y empresas, que son los que están impulsando las cifras. Por contra, las ventas a particulares se sitúan todavía un tercio por debajo del ritmo previo a la pandemia.

Las previsiones adelantadas por la patronal Faconauto señalan que 2023 cerrará con la venta de unas 950.000 unidades en todo el país, cifra que mantendría al sector un 25% por debajo de los números prepandemia, aunque en 2024 podrían superarse ya el millón de ventas, acercándose a los niveles de 2019.

En Baleares la situación es algo más negativa, ya que las estimaciones que Faconauto ha presentado hoy aquí señalan que el mercado de automoción en las Islas cerrará este año un 45% por debajo de las cifras prepandemia. La caída de las matriculaciones hechas por las empresas de renting y también las realizadas por las empresas de alquiler de vehículos están lastrando la recuperación del sector en Baleares. Por el contrario, las compras hechas por familias y particulares son las que mejor se están comportando, acaparando el 50% del total de matriculaciones.

En este sentido, aprovechando las Elecciones Autonómicas que se acaban de celebrar, y las próximas Generales, desde CAEB hemos reclamado más incentivos empresariales y/o rebajas fiscales para ayudar a sectores productivos como el de la automoción de forma que, en el caso que hoy nos ocupa, aceleren la recuperación total y, de forma especial, la expansión real del vehículo eléctrico.

En los próximos años, no sabemos aún a qué ritmo, los concesionarios van a sufrir una profunda transformación, aquella que lleva intrínseca el cambio del carburante tradicional a las fuentes de energías renovables y que nos afecta a todos. Aquí, en Baleares, el sector ya ha empezado ese largo camino que tenemos por delante hacia la economía circular, que también implica la descarbonización en la automoción.

La transformación del parque automovilístico afronta un futuro a corto y medio plazo lleno de retos. Entre estos retos, como ya mencionamos el año pasado en una jornada similar celebrada también aquí, está el rejuvenecer el parque automovilístico, que en Baleares alcanza los 13,7 años media, algo menos que la media nacional. Una cifra que ha empeorado en los últimos años.

Debemos revertir cuanto antes la tendencia a tener vehículos más y más viejos y, por tanto, más contaminantes. Un 24% de turismos y todoterrenos que circulan en Baleares no dispone de distintivo medioambiental. Para renovar la flota, España necesita un verdadero plan que permita fomentar una movilidad más ecológica y sostenible.No olvidemos que según los expertos el 92% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) corresponde a vehículos de más de 10 años de antigüedad.

Además de favorecer la sostenibilidad y la protección de nuestro limitado entorno, la automoción no ha sido ajeno a obstáculos inesperados como:

  • La guerra en Ucrania, que provocó un aumento de los precios de los materiales y retrasos en su entrega
  • Y la crisis inflacionista desatada en 2022 que provocó una escalada brutal del precio de los carburantes

Estos factores globales, en especial las consecuencias de la elevada inflación, hacen que las familias tengan menos recursos para la compra de vehículos y también las empresas para renovar o ampliar sus flotas. Por ello, se hace más necesario que nunca el empuje de todo el tejido empresarial para avanzar hacia una economía descarbonizada, apostando por la electrificación y la utilización de todas las soluciones tecnológicas disponibles, como asume Faconauto.

Para llevar a cabo esta inaplazable y necesaria transformación, podéis contar con nosotros, los empresarios de Baleares.

Muchas gracias.