CatalanEnglishGermanSpanish

Carmen Planas asiste a la reelección de Sánchez Llibre como presidente de Foment de Treball en Cataluña

La presidenta de CAEB, Carmen Planas, ha asistido esta tarde como invitada de honor a la Asamblea General de Foment de Treball en la que ha sido reelegido presidente de la patronal catalana Josep Sánchez Llibre. El acto, celebrado en Barcelona, ha contado asimismo con la presencia de los presidentes de CEOE, Antonio Garamendi; de CEPYME, Gerardo Cuerva; y de ATA, Lorenzo Amor, respectivamente. El resto de invitados de honor han sido Salvador Navarro, presidente de CEV (Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana); Miguel Marzo, presidente de CEOE Aragón, Pedro Barato, presidente de Asaja (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores); y Gerardo Pérez, presidente de Faconauto.

La Asamblea General de Foment ha ratificado la elección de Josep Sánchez Llibre como presidente de la institución, una vez ha sido proclamado por la Mesa Electoral. La candidatura de Sánchez Llibre ha sido la única presentada en el proceso electoral que ha culminado hoy con la ratificación también de los nuevos vocales de la Junta Directiva.

Planas ha aprovechado su presencia en la Asamblea General de la patronal catalana para dar a Sánchez Llibre la “enhorabuena” por su reelección como presidente de Foment de Treball, desde donde ha destacado su apuesta “por la unidad y defensa empresarial en una etapa especialmente convulsa en Cataluña. Cuenta con todo mi apoyo y con el de los empresarios de CAEB”, ha señalado la presidenta de la patronal balear.

Durante su intervención, Sánchez Llibre se ha referido a la situación actual de crisis del país, y ha pedido al presidente del Gobierno de España que “adopte un cambio de actitud, que abandone posiciones populistas y asuma la bandera del diálogo constructivo con todos los sectores. Solo juntos superaremos la crisis”. Asimismo, ha lamentado que el Gobierno del Estado exija sacrificios a autónomos, empresas y ciudadanos, en general, y no se exige al mismo tiempo ningún sacrificio ni esfuerzo a las Administraciones públicas para que vayan en la dirección de una mejor eficiencia del gasto público y de incremento del ahorro.