CAEB pide a los partidos políticos “que dejen a un lado sus diferencias y propicien un gobierno que apueste por la moderación”

“Los partidos deben dialogar y entenderse para alcanzar acuerdos que permitan al país superar con éxito la actual situación de desaceleración que experimenta la economía y la creación de empleo”

“Sería un fracaso de la política que tuviéramos que volver a las urnas en pocos meses”

Puede escuchar y descargar las declaraciones de la presidenta de CAEB, Carmen Planas, pulsando aquí.

Puede descargar las IMÁGENES para TV en HD, con declaraciones de la presidenta de CAEB, Carmen Planas, pulsando aquí. (Archivo compartido por enlace de OneDive, necesitará disponer de cuenta de correo vinculada a Microsoft ya sea Outlook o Hotmail).

Ver las imágenes en Youtube

Palma, 11 de noviembre de 2019.- La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), Carmen Planas, ha defendido “que los partidos políticos dejen a un lado sus diferencias y trabajen a favor del interés general del país propiciando un Gobierno que apueste por la moderación”.

Carmen Planas ha señalado que “sería un fracaso de la política que tuviéramos que volver a las urnas en pocos meses” y ha pedido a los partidos políticos “altura de miras” a la hora de “alcanzar acuerdos que permitan al país superar con éxito la actual situación de desaceleración que experimenta la economía y la creación de empleo”.

Carmen Planas ha insistido en que “los partidos políticos tienen ahora una gran responsabilidad ante el país y ante los ciudadanos que les obliga a dialogar y a ser capaces de alcanzar acuerdos que garanticen la gobernabilidad del país y, sobre todo, la estabilidad que requiere tanto la sociedad como la economía”.

Carmen Planas hecho hincapié en que “ahora la responsabilidad de los partidos es entenderse entre ellos y ser capaces de formar un Gobierno que apueste por la moderación y que apoye a las empresas porque las empresas somos el motor de la economía y las que creamos empleo”.

“Es necesario que España se muestre como un país estable, capaz de atraer inversiones, con empresas más competitivas que generen puestos de trabajo más estables y de mayor calidad. Empresas más sólidas, que puedan hacer una aportación mayor a los ingresos públicos a través del incremento de la actividad sin ser necesario aumentar los impuestos. Si el nuevo Gobierno apoya a las empresas estará impulsando la creación de riqueza y su redistribución en beneficio de toda la sociedad”.

 

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.