CatalanEnglishGermanSpanish

ACTUALIZACIÓN A 7 DE SEPTIEMBRE DE LA ESTRATEGIA DE DETECCIÓN PRECOZ, VIGILANCIA Y CONTROL DE COVID-19

Se facilita la actualización, a 7 de septiembre de 2020, de la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de Covid-19 publicada por el Ministerio de Sanidad.

A continuación se señalan los cambios más destacados con respecto a la versión del 11 de agosto (Circular C-19):

 

CONTACTOS ESTRECHOS: 

  • Cualquier persona que haya proporcionado cuidados a un caso: personal sanitario o socio-sanitario, miembros familiares o personas que tengan otro tipo de contacto físico similar que no han utilizado las medidas de protección adecuadas.
  • En la comunidad, cualquier persona que haya estado en el mismo lugar que un caso, a una distancia menor de 2 metros y durante más de 15 minutos.
  • Se considera contacto estrecho en un avión, tren u otro medio de transporte de largo recorrido a cualquier persona situada en un radio de dos asientos alrededor de un caso y a la tripulación o personal equivalente que haya tenido contacto con dicho caso.

 

MANEJO DE LOS CONTACTOS: 

Los   contactos   que   realicen   actividades   consideradas   esenciales   (personal   sanitario,   socio-sanitario,  personal  de  las  fuerzas  y  cuerpos  de  seguridad  del  Estado,  personal  de  centros  educativos,  etc.),  si  han  mantenido  las  medidas  recomendadas  en  cada  caso  para  prevenir  la  transmisión,  y  tras  una  valoración  por  el  servicio  de  prevención  de  riesgos  laborales  si  procede,  podrán  continuar  con  su  actividad  laboral  tras  la  obtención  de  un  resultado  negativo  de  PCR,  recomendando  realizar  una  autovigilancia  estrecha  de  la  aparición  de  síntomas,  una  observancia  máxima de las medidas de prevención de la infección y estableciéndose un seguimiento activo.

 

RADAR COVID 19:

A los contactos que se detecten a partir de la aplicación RADAR-COVID se les indicará que se pongan en contacto con su Comunidad Autónoma, de la forma que cada una haya establecido.

El sistema que se establezca debe incorporar una entrevista en la que se valorará la idoneidad de realizar una PCR, siempre dentro de los 14 días posteriores al último contacto con un caso confirmado. En ese caso, será necesario solicitar presencialmente al usuario mostrar la alerta generada en su dispositivo para comprobar que se trata de una alerta y no de una captura de pantalla. En caso de obtener un resultado positivo en la PCR se manejará como un caso confirmado.

Si la PCR es negativa se recomendará limitar las interacciones sociales, contactos con población vulnerable y se reforzarán las recomendaciones generales de prevención de la transmisión. Se reforzarán las pautas para realizar una autovigilancia estrecha de la aparición de síntomas, así como información de qué hacer en caso de que se presenten.

Si esta primera PCR se realiza antes de transcurridos 5 días del último posible contacto de riesgo, se recomienda realizar una segunda hacia el día 10 de seguimiento. Se podrán considerar medidas más estrictas, siempre en función de una valoración individual.

 

 Acceder a la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de Covid-19 publicada por el Ministerio de Sanidad (actualización 7 de septiembre de 2020).